Asteroide acercándose a la Tierra

Un asteroide que ya pasó cerca de la Tierra hace unos años volverá a sobrevolar nuestro planeta en marzo, salvo que esta vez se acercará muchísimo más. Estará tan cerca que podremos observarlo con cualquier telescopio.

Concretamente, la NASA aún no prevé ningún apocalipsis, por lo que no hay ninguna posibilidad de que este asteroide impacte contra la Tierra. Sin embargo, la agencia espacial asegura que los científicos aún no están seguros sobre la trayectoria que tomará el asteroide cuando pase cerca de la Tierra.

Durante su acercamiento del próximo 5 de marzo, el podría sobrevolar la Tierra a una distancia de 14 millones de kilómetros o podría acercarse a sólo 17.000 kilómetros. Esta variación en su distancia de acercamiento se debe a la amplia gama de posibles trayectorias que podría tomar este objeto, ya que los astrónomos le hicieron un seguimiento durante poco tiempo después de ser hallado.

Según afirman los científicos del Centro de Estudios NEO (CNEOS, según sus siglas en inglés) del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, este asteroide tiene una pequeña posibilidad de que impacte contra la Tierra el próximo 28 de septiembre del 2017, con unas posibilidades de 1 entre 250 millones.

Gráfico sobre el acercamiento del asteroide 2013tx68

En 2046 y 2097, las próximas veces que el asteroide visitará la Tierra, no tiene tantas posibilidades de colisionar con nuestro planeta.

El asteroide 2013 TX68 tiene un diámetro de unos 30 metros. En comparación, el asteroide que entró en la atmósfera sobre Chelyabinsk en Rusia hace tres años, tenía un diámetro de 20 metros.

Si un asteroide del tamaño del 2013 TX68 entra en la atmósfera terrestre, probablemente produciría una ráfaga de aire el doble de potente que la energía liberada durante el evento de Chelyabinsk.

Este asteroide fue descubierto por el instituto Catalina Sky Survey de la NASA el 6 de octubre del 2013 cuando se acercaba a la Tierra. Tras rastrearlo por tres días consecutivos, el asteroide dejó de ser observable y debido a eso los científicos no pudieron predecir con demasiada exactitud su órbita en torno al Sol, pero saben con certeza que no impactará contra la Tierra durante su acercamiento del próximo mes.

Fuente: NASA

No hay comentarios

Dejar una respuesta