Los científicos estiman que en la próxima década se desarrollarán métodos para la preservación del cerebro humano.
Los científicos estiman que en la próxima década se desarrollarán métodos para la preservación del cerebro humano.

La gente está fascinada por la idea de vivir eternamente. Por ello, los investigadores del campo de las ciencias neurológicas están intentando encontrar nuevos métodos que permitan conservar el cerebro humano, con el fin de ponerlo nuevamente en funcionamiento después del a muerte de una persona. Esa sería la definición moderna de la vida eterna.

Los investigadores de la Brain Preservation Foundation lanzaron una competición de proyectos, con el fin de determinar a otros científicos a proponer ideas y formas para conservar las funciones cerebrales durante largos períodos de tiempo.

La idea ganadora será recompensada con 100.000 dólares. La fundación sugiere a los científicos que empiecen realizando pruebas en animales, que luego podrán adaptar a los sujetos humanos, según indica Discovery.

Tras una serie de análisis e investigaciones, los competidores deberán demostrar que desarrollaron una técnica quirúrgica eficiente, mediante la cual conservar el cerebro humano al menos 100 años. Las principales condiciones que ponen los organizadores sobre todo indican que los participantes deberán usar para sus estudios la técnica de imagen microscópica disponible en la actualidad, y con los resultados obtenidos, tendrán que demostrar que los procesos neurales no fueron alterados.

Hasta ahora se apuntaron a este concurso sólo dos investigadores: Shawn Mikula del Instituto de Investigación Médica de Heidelberg, Alemania, y la empresa estadounidense especializada en investigaciones de criobiología 21st Century Medicine.

Mikula se presentó al concurso con un método de tratamiento químico de los cerebros de los roedores. Por otro lado, los estadounidenses presentaron una forma de criogenizar el cerebro, que implica la introducción de un agente químico fijador dentro de las células cerebrales, que impide la formación de hielo durante el proceso de criogenización.

La empresa espera que este método pueda ser usado en el caso de los cerebros de los conejos en la primera fase.

“Estoy seguro que, en el futuro, la transferencia de información guardada en la materia gris estará disponible por medios virtuales. Es más, las funciones de nuestros organismos podrán ser transferidas en tejidos realizados integralmente de materiales sintéticos. Esto ocurrirá dentro de unos cientos de años. Pero, hasta entonces, la mayoría de nosotros ya no existirá”, declaró Ken Hayworth, presidente de la Brain Preservation Foundation.

¿Te gustaría que tu cerebro fuera conservado?

No hay comentarios

Dejar una respuesta