Los científicos podrán manipular los embriones hasta los 7 dias

Científicos de Gran Bretaña tienen permiso para trabajar genéticamente con embriones humanos y así averiguar qué influye en los abortos espontáneos. El estudio se llevará a cabo en el instituto Francis Crick de Londres. Podrán modificar embriones tempranos y observar su desarrollo hasta 7 días. En total trabajarán con 30 embriones.

La aprobación fue emitida por la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana del Reino Unido (HFEA, por sus siglas en inglés), encargada del almacenamiento de embriones, óvulos y espermatozoides y de regular las clínicas que ofrecen fertilización in vitro.

Aun así los científicos tendrán que esperar a la decisión de un comité de ética independiente en el mes de marzo. Si todo es correcto los científicos podrán manipular un embrión hasta los 7 días cuando sólo se compone de 250 células.

La Dra. Kathy Niakan del Instituto Francis Crick está interesada en conseguir con este estudio una solución al aborto espontáneo y descubrir qué genes están implicados en el desarrollo de los embriones humanos.

“La decisión de la HFEA es un triunfo para el sentido común”, dice Darren Griffin, profesor de genética de la Universidad de Kent. La aprobación que conlleva a trabajar con embriones humanos plantea una serie de cuestiones éticas que según Darren han sido tratadas de la forma más equilibrada posible. Los beneficios de este proyecto superan a los riesgos previstos.

La técnica que se utilizará será CRISPR-Cas9 y el gen implantado es el OCT4

Se utilizarán embriones donados por parejas durante la fertilización in vitro y la técnica de trabajo será la CRISPR-Cas9, muy precisa en manipulación genética. El gen conocido como OCT4, usado en ratones, se utilizará para ver cómo afecta al desarrollo temprano del embrión en los seres humanos.

Aunque muchos científicos agradecen este paso para la ciencia, mucho otros están en contra advirtiendo que este estudio podría alterar la especie humana y transmitirse a las generaciones futuras. Claro que esto sólo pasaría si los embriones se implantasen, algo todavía ilegal bajo las nuevas regulaciones.

Vía: The Telegraph

No hay comentarios

Dejar una respuesta