Ámbar birmano que muestra a dos especies de hormigas peleando Credit: Phillip Barden

Si nos comparamos con las hormigas, podríamos decir que ambas especies comparten una lucha por el territorio y el alimento. Tanto los seres humanos y las hormigas han peleado entre sí por una posición de supervivencia y de control. Pero las hormigas empezaron el conflicto mucho antes de que los seres humanos existieran.

Las hormigas llevan en combate aproximadamente 99 millones de años, según Phillip Barden, un experto en fósiles de insecto que trabaja en el laboratorio Insect and Evolutión de Jessica  L. Ware, profesora asistente en el Departamento de Ciencias Biológicas en la Universidad Rutgers en Newark.

“Un rasgo característico de las hormigas es estar siempre en conflicto con cualquiera de los otros individuos de la misma especie de diferentes colonias o con diferentes especies” dijo Barden.

Estas guerras tienen su origen en el periodo Cretáceo, cuando los dinosaurios caminaban en la Tierra, según un estudio publicado en la revista Current Biology.

“Las hormigas que aparecen en el ámbar birmano de Myanmar son las más antiguas catalogadas hasta ahora. Son linajes distintos de las hormigas modernas, no son antepasadas pero pertenecen a la misma rama,” añadió Barden.

El estudio demuestra que las hormigas antiguas eran tan sociables como las modernas. La pieza de ámbar encontrada recoge a 21 hormigas en un mismo grupo.

Los científicos han catalogado 13.000 especies distintas de hormigas vivas y creen que algunas de las actuales especies podrían tener relación con las que vivieron hace 99 millones de años.

El comportamiento social de las hormigas es una de las razones por las que han logrado sobrevivir durante miles de años. Actuando como un solo individuo y uniendo sus fuerzas miles si no millones de hormigas.

No se sabe muy bien cuál fue el motivo de la desaparición de las hormigas de hace 99 millones de años. Un clima extremo, o quizás los linajes modernos compitieran por la supervivencia contra estas especies.

En el estudio publicado en Current Biology, los científicos, incluido Barden, describen como hormigas y termitas han estado siempre juntas.

En el ámbar birmano se han podido catalogar hasta 6 especies de termitas incluyendo una nueva especie (Krishnatermes yoddha) y otra especie con soldados más grandes llamados Gigantotermes rex.

“Hormigas y termitas, pensamos, combatieron a lo largo de los últimos 100 millones de años más o menos. Las hormigas siempre estuvieron tratando de tomar ventaja de las termitas”, afirmó el científico.

Vía: sciencedaily

No hay comentarios

Dejar una respuesta