Fractal

Los científicos están trabajando para crear una especie de “internet cuántico” que será totalmente seguro y virtualmente imposible de hackear. De hecho, será tan seguro que incluso si alguien intentara acceder a tus conversaciones privadas, lo sabrías de inmediato.

Eso es así porque este Internet cuántico almacenaría los datos en partículas individuales de luz conocidas como fotones, y no en haces de luz, que se usan actualmente para transmitir la información a través de las redes de fibra óptica. Aunque la información transportada con luz clásica puede ser interceptada y leída, los fotones no pueden ser medidos sin ser destruidos, por lo que cualquier tipo de hackeo sería imposible.

Lamentablemente, la creación de este Internet cuántico no es demasiado sencilla, y los científicos llevan ya años intentando averiguar algún método para canalizar flujos individuales de fotones, o “luz cuántica”.

Ahora, un equipo de la Universidad de Stanford parece que ha conseguido una fuente de luz cuántica que podría convertirse en la base de las conexiones cuánticas.

Dicha fuente de luz es un láser a nanoescala, que filtra la luz a través de un chip de arseniuro de galio, tal y como se muestra a continuación. Este chip actúa como filtro y permite el paso de la luz clásica (rosa), al mismo tiempo que también produce luz cuántica (azul).

Láser cuántico

Hasta ahora todo bien, salvo el hecho de que al enviar esa señal fuera, tienen problemas para recibirla.

“El problema es que la luz cuántica es mucho más débil que el resto de la luz que procede de este láser modificado – y es difícil de receptar”, explica la investigadora principal de este proyecto, Jelena Vuckovic.

“Así que hemos creado una forma de filtrar la luz no deseada, permitiéndonos leer mucho mejor la señal cuántica”, afirmó.

Este sistema de filtrado funciona de una manera similar a los auriculares con aislamiento del ruido, que cancelan el ruido exterior reproduciendo el audio en una frecuencia similar a los sonidos ambientales, como los ruidos del tráfico o de una aeronave. Sin embargo, en este caso, la luz del fondo está siendo cancelada en vez del sonido.

“Una parte de la luz que procede del láser modificado es como el ruido, nos impide ver la luz cuántica”, dijo otro investigador, Kevin Fischer. “La hemos cancelado para destacar mejor la señal cuántica que se oculta debajo”.

“Es un desarrollo prometedor. Nos aporta una manera práctica de asegurar las comunicaciones cuánticas”, añadió Vuckovic.

El equipo está creando ahora un prototipo que podría usarse para construir las bases del internet cuántico. Teniendo en cuenta que unos investigadores de Estados Unidos han descubierto recientemente cómo teletransportar información cuántica a través 100 kilómetros de fibra óptica, no son los únicos que hacen progresos en este sentido.

Este estudio fue publicado en la revista científica Nature Photonics.

No hay comentarios

Dejar una respuesta