Vuelas en un avión comercial y de repente los dos pilotos perdieron el conocimiento, o por diversas razones ya no son capaces de pilotar el avión. Descubre cuáles son los pasos que deberías seguir para poder salir vivo.

Una situación excepcional, como un ataque terrorista o una serie de eventos trágicos puede llevar al piloto y copiloto de un avión en que estés a no poder controlar el avión hasta una pista de aterrizaje. ¿Qué deberías hacer? La mayoría de las personas caerían en la desesperación y probablemente dejarían la situación en manos del destino, que no sería otro que la muerte.

Sin embargo, tú eres el hermanastro de Bruce Willis por lo que ha llegado el momento de demostrar que realmente eres un héroe, y que estás preparado para salvar las vidas de cientos de personas cuando hace falta.

Dado que las cabinas de pilotaje suelen ser diferentes de un avión a otro, es importante saber en qué avión te encuentras. El avión comercial más popular en este momento es el Boeing 737, y nuesto tutorial podría servirte en algún momento.

Gracias al clip subido a YouTube por el piloto profesional Tim Morgan, descubre qué deberías hacer:

NO entres en pánico y trata de contactar con la torre de control

Tu avión es una joya de la ingeniería moderna y en el momento en que estás en la cabina probablemente el avión se encuentre en piloto automático, por lo que no va a caer a ningún sitio. Busca el panel de control de la frecuencia de radio y selecciona VHF-1 en el grupo de selección del micrófono para no hablar con los pasajeros que hay atrás sino con la torre de control. Es posible que la conexión con la torre ya haya sido realizada por los pilotos por lo que todo lo que debes hacer es pulsar el botón MIC que hay en el panel y decir “MAYDAY MAYDAY MAYDAY”, tras lo cual deberías explicar la situación en inglés.

Escucha las correcciones de altitud y dirección por parte de la torre de control

El avión vuela en la dirección entregada por el piloto automático. Cuando la torre de control te ofrecerá una nueva dirección hacía un aeropuerto, te dará un conjunto de 3 cifras que deberás introducir en el panel de control del piloto automático que se encuentra justo bajo el “parabrisas” de la cabina. Allí encontrarás un botón que dice “HEADING” o “hacía donde”. El avión no girará inmediatamente porque se encuentra bajo influencia del piloto automático. Pulsa el botón HEAD SEL para que las nuevas coordenadas se apliquen de inmediato.

Asimismo, no puedes aterrizar un avión sin reducir la altitud. El botón que cambia la altitud se encuentra en el mismo panel que el piloto automático, por lo que deberías introducir los datos que te digan desde la torre de control, como por ejemplo “baja a una altitud de 10.000m”. Si el avión no baja, pulsa el botón LVL CHG. El avión empezará a reducir la altitud de inmediato. No te asustes si ves que los mandos o los dos agarres se mueven solos, es perfectamente normal.

Reduce la velocidad

No puedes aterrizar un avión si no reduces la altitud, pero también la velocidad. Tienes que mantener constantemente la comunicación con la torre de control, ya que ellos te darán siempre toda la información necesaria para poder aterrizar con suavidad y en condiciones de seguridad. Por ejemplo, si la torre de control te pedirá que reduzcas a una determinada velocidad, como 330 nodos, deberás encontrar un botón que dice IAS/MACH e introducir exactamente esas cifras. Luego pulsa el botón SPD/INTV. El botón impondrá automáticamente la reducción de velocidad.

Otras situaciones que pueden aparecer durante el vuelo

El cambio de la frecuencia a otra torre de control es igual de importante. Si debes pasar a una frecuencia como por ejemplo “128.63”, deberás volver al panel de la derecha donde se encuentran los ajustes de audio y podrás usar el botón grande para establecer la frecuencia principal, y en el pequeño debes introducir las últimas cifras. Pulsa el botón TRANSFER para que el cambio tenga efecto.

Probablemente deberás introducir nuevos parámetros de velocidad y altitud cuando la nueva torre de control de lo pida. Del mismo modo, deberás introducir las nuevas cifras ofrecidas a través del botón HEADING. Igual deberás usar los botones IAS/MACH y SPD/INTV en el caso de la reducción de velocidad.  Si el avión no reduce velocidad lo suficientemente rápido, puedes activar los frenos aerodinámicos que hay en el primer agarre/mando que hay a tu derecha.

Preparando el aterrizaje

La torre de control te guiará poco a poco hacia una pista de aterrizaje indicándote nuevos parámetros de velocidad y altitud de vez en cuando, hasta que te encuentras lo suficientemente bajo y el avión va muy lento como para poder aterrizar.

Para un Boeing 737 la altitud ideal de aterrizaje es de 2.000 pies y una velocidad de entre 130 y 115 nodos. La torre de control cuidará para que alcances estos parámetros.

La parte más complicada, el aterrizaje

Un avión comercial no puede volar a una velocidad de menos de 135 nodos (250km/h) sin los flaps activados al máximo. La posici´n de los flaps puede ser ajustada desde la palanca sobre la que pone FLAPS, y que se encuentra entre los dos asientos. En el salpicadero puedes ver unas instrucciones que muestran a qué velocidad los flaps pueden ser bajados a diferentes ángulos. El ángulo máximo se encuentra a 40 grados cuando el avión vuela a menos de 135 nodos. Dado que reduces el avión a menos de 250 nodos, trata de bajar los flaps de forma gradual, hasta alcanzar los 135 nodos.

Para bajar el tren de aterrizaje, la palanca que hay en el centro del panel de a bordo deberá ser bajada. Por encima se encenderán tres botones verdes que confirmarán que el tren de aterrizaje fue bajado con éxito.

Para desactivar el piloto automático deberás pulsar o bien el botón CMD A o CMD B (el que está encendido) cerca del botón ALTITUDE. Ahora podrás controlar el avión de forma manual. Trata de alinearte con la pista y corrige la ruta con movimientos finos. Tienes que bajar la altitud con la mayor suavidad posible.

La luces PAPI que hay en la pista te indicarán la forma en que te acercas a la pista. Dos luces PAPI blancas y dos rojas son lo que necesitas. Si hay demasiadas rojas, estás demasiado cerca, y si hay demasiadas blancas, estás muy arriba.

Cuando empieces a bajar, una voz robótica empezará a transmitirte la distancia que hay del suelo. Cuando la voz diga “50 metros”, jala lentamente de la palanca hasta que el morro toque el horizonte. Poco después las ruedas tocarán la tierra.

Frena el avión

Para frenar el avión deberás jalar completamente el freno aerodinámio y elevar las dos palancas que hay delante. Estas invertirán el flujo de los motores jet hacia delante. Al mismo tiempo, pulsa los pedales que hay delante y que accionarán los frenos del tren de aterrizaje. Cuando el avión alcance los 100km/h podrás frenar sólo con los pedales, por lo que puedes colocar de vuelta las palancas que direccionan el flujo de aire de los motores.

Una vez que el avión está parado por completo, puedes apagar los motores bajando las pequeñas palancas que hay bajo las palancas grandes que controlan el poder de los motores.

Las alarmas probablemente seguirán chillando a tu alrededor, pero ya estarás acostumbrado a esto hasta ahora, por lo que puedes levantarte del asiento y dejar que los equipos de emergencia evacúen el avión.

A partir de ahora podrás estar seguro de que “Die Hard 2” y “El pasajero 57” serán dibujos animados para ti, y en tu barrio harán alguna estatuilla en tu nombre. ¡Enhorabuena!

Cómo pilotar un avión en caso de emergencia y ser un héroe
5 (100%) 1 vote