Samsung Galaxy S7

Ya estamos en el último tramo antes del lanzamiento del nuevo Galaxy S7, pero aun así hay especificaciones que son una incógnita para todos nosotros.

Es difícil de decir cuáles podrían ser los puntos fuertes del nuevo Samsung Galaxy S7, pero una cosa está clara. El dispositivo que será anunciado el próximo 21 de febrero por la empresa surcoreana tiene todo lo que necesita para ser uno de los terminales más rápidos del año.

Hubiese sido genial si su diseño habría marcado alguna diferencia notable frente a su predecesor, pero salvo unos cuantos rasgos de diseño, el inminente Galaxy S7 entra en una liga totalmente diferente en comparación con su hermano del año pasado.

Ilustrado en el clip de abajo, por primera vez funcional y dentro de unas circunstancias de uso diario, el S7 tiene todo lo necesario para ser considerado de alto rendimiento.

Este hands-on tiene sólo 17 minutos pero nos presenta el menú del Samsung Galaxy S7, así como si parte frontal, trasera y los bordes del dispositivo. En un principio, no parece incluir nada revolucionario en comparación con las imágenes y vídeos que surgieron en las últimas semanas.

Por otro lado, es un smartphone muy fino con una pantalla de unos 5,1 pulgadas. En concordancia con esta cifra, el Galaxy S7 Edge podría limitarse a sólo 5,5 pulgadas, mientras que el futuro Galaxy Note podría llevar el tamaño de la diagonal hasta las 5,7 pulgadas.

En general, si lo deseas mucho, estaría bien tener más paciencia. Independientemente de las informaciones que circulan en la web, sólo en el evento Unpacked que se celebrará un día antes de MWC 2016 podrás descubrir lo que realmente ha preparado Samsung con los nuevos S7 y S7 Edge.

El Galaxy S7 es muy rápido y vistoso en el primer vídeo hands-on
Califica este artículo