Samsung Galaxy S7 Edge

La nueva generación de smartphones Samsung Galaxy ya fue presentada oficialmente en MWC 2016. La compañía surcoreana ha tomado el diseño del Galaxy S6 y S6 Edge y lo ha refinado aún más para presentar dos nuevos dispositivos sólidos y al mismo tiempo elegantes.

Los smartphones Galaxy S7 y S7 Edge fueron desarrollados especialmente para cumplir con la calificación IP68 y por tanto son resistentes al agua y al polvo, sin ningún compromiso en el diseño.

Aún cuentan con la misma combinación de cristal 3D y metal que ofrece un sólido agarre y un diseño elegante con mayor durabilidad.

“Creemos en un mundo que es más brillante, nítido, conveniente y más divertido. Nos esforzamos por entregar esa visión con el Galaxy S7 y S7 Edge combinando un diseño elegante con la funcionalidad y ofreciendo una suave experiencia móvil”, declaró DJ Koh, presidente de Mobile Communications Business de Samsung Electronics.

Todo está mejorado, salvo la ausencia de un puerto USB-C

En relación con el hardware, Samsung agregó chips más poderosos en el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge, por lo que traerán o bien el Snapdragon 820 o bien el Exynos 8890.

Pero el cambio más obvio de todos es la incorporación de una cámara de 12 megapíxeles de doble píxel, que tiene un sensor con píxeles de 1,44 micrones y una apertura de F/1.7 para tomar mejores fotos en condiciones de poca luz.

La cámara trasera está ahora mejor integrada en el teléfono por lo que el bulto es menor frente al anterior modelo. Debido a la tecnología de píxel dual, la cámara de ambos móviles enfocará ahora casi de forma instantánea.

Samsung también trae una ranura microSD, que ahora puede encontrarse en la bahía de la tarjeta SIM. Los usuarios también pueden expandir el almacenamiento de 32/64GB hasta los 200GB a través de una tarjeta microSD. Sin embargo, en algunos mercados también puede usarse con dual SIM.

Los smartphones también traen baterías mejoradas, concretamente una batería de 3.000 mAh para el Galaxy S7 y una batería de 3.600 mAh para el S7 Edge.

Como probablemente muchos lo sabrán, el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge traen unas pantallas de 5,1 y 5,5 pulgadas respectivamente. Ambas son pantallas Always On con soporte para Corning Gorilla Glass 4 y una resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 píxeles.

La única desventaja parece ser la ausencia de un puerto USB Type-C, ya que Samsung decidió que el microUSB 2.0 sigue siendo una función buena para sus smartphones de alta gama.

Tanto el Samsung Galaxy S7 como el S7 Edge estarán disponibles para reservas previas a partir de la próxima semana y llegarán a las tiendas a partir de mediados de marzo. Samsung también confirmó que los que reserven de manera anticipada los smartphones en Norteamérica y Europa recibirán un Gear VR gratuito.

Califica este artículo