Secreto

Windows 10 es ahora una actualización recomendada para los PCs con Windows 7 y Windows 8.1, por lo que más usuarios probablemente se instalarán el nuevo sistema operativo en sus ordenadores sin saberlo. Al parecer, Microsoft también estaría probando una estrategia que podría impulsar la adopción de Windows 10 a corto plazo.

El pasado 3 de febrero, Microsoft lanzó una actualización para los PCs con Windows 7 y 8.1 supuestamente relacionada con la actualización a Windows 10, aunque su propósito es desconocido en este momento.

Según la página oficial de la actualización KB3123862, este es un paquete dirigido a Windows 7 Service Pack 1, Windows 8 Core y Pro, y a Windows 8.1 Enterprise que “añade capacidades a algunos ordenadores que permiten a los usuarios aprender fácilmente sobre Windows 10 o iniciar una actualización a Windows 10”.

Microsoft no dice nada más sobre esta actualización, de modo que aunque su instalación sea recomendada, es prácticamente imposible determinar si es tan imprescindible en el PC.

Woody Leonhard de InfoWorld revela que, después de instalar el nuevo paquete, KB3123862 genera nuevas versiones de Explorer.exe, incluyendo los iconos, menús y los mapas de bits, Shell32.dll y Authui.dll.

Además, señala que la actualización podría estar relacionada con KB3035583, el famoso parche que instaló la aplicación “Get Windows 10” o “Consigue Windows 10” y que todos quitaron de inmediato para asegurarse de no empezar el proceso de actualización al nuevo sistema operativo.

No obstante, aún no hay ninguna prueba de cuál es el verdadero propósito de la actualización KB3123862.

Mientras tanto, si quieres conservar Windows 7 u 8.1 e impedir que tu sistema se actualice a Windows 10, sería una buena idea evitar la instalación de esta nueva actualización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta