Scarlett

Parece que la OMS quiere dar un paso más allá y ha impulsado la iniciativa Tobacco-Free de la OMS, en ella se critica que siga apareciendo el tabaco, una de las últimas fronteras que intenta aprovechar la industria tabaquera, la cual cada vez tiene más cerrados los caminos de la promoción de su producto.

Los tiempos han cambiado y se intenta concienciar de lo nefasto que es el uso tabaco para el ser humano, algo que sabemos desde tiempos inmemoriales y que desde hace unos años parece que se ha intentado reforzar el pensamiento de que hay que hacer lo imposible por disminuir el consumo de producto que cada año mata a 6 millones de personas en todo el mundo.

En el cine siempre ha tenido un cierto aire místico su consumo, podríamos decir que hasta morboso y erótico en algunos casos. Esto se sigue dando hoy en día y la OMS cree que debería dejar se aparecer en las películas. Algo desde luego entendible, aunque también deberíamos eliminar las escenas en las que se ve bebiendo alcohol a la gente y así con todo tipo de drogas.

La OMS plantea cuatro remedios para luchar contra el tabaco en el cine:

  1. Los filmes donde aparezcan cigarrillos deben pasar a ser “No recomendadas” para menores.
  2. Desaparición de las marcas tabaqueras en las películas.
  3. Aparición de anuncios anti-humo antes de la proyección.
  4. Certificar en los créditos que la película no tiene financiación de la industria del tabaco, algo que ocurrió en Hollywood hasta la década de los 50.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta