truman

Las películas que lucharán por alzarse con la victoria solo suponen un 1% de la taquilla en España el año pasado. Esto deja bien a las claras que los premios premian este año más a la calidad que al dinero que han generado los filmes patrios.

La única que puede decirse que tuvo un paso decente fue ‘Truman’, pero el resto no han pasado de ser películas minoritarias para un público español que sigue prefiriendo ir al cine norteamericano e internacional que a ver las películas nacionales en su mayoría.

La anteriormente referida “Truman”, “A cambio de nada” o “La novia” acumulan buenas opiniones, pero por diversos motivos no fueron de un especial interés frente a otras proyecciones nacionales que quizás gusten menos a los críticos pero que el público si fue en masa a verlas. “Atrapa la bandera”, “Ocho apellidos catalanes”, “Ahora o nunca” o “Perdiendo el Norte” tuvieron más espectadores que las candidatas a la mejor película en esta edición.

Es de suponer que la ganadora será la gran beneficiada y que aumentará sus cifras de taquilla por un público que querrá ver si esa película merece tanto la pena. Sea como fuere la batalla entre crítica y taquilla parece que nunca tiene fin. No hace demasiados días Dani Rovira expresaba que prefería personalmente no tener premios Goya pero tener un buen respaldo de la taquilla. Puede que tenga razón, pero no todo es práctica y el equilibrio es buena cosa. Está por bien quien se lleva la victoria en esta ocasión.

Fuente: El País

No hay comentarios

Dejar una respuesta