Un beso es amor y salud

Llega san Valentín y con él un día para demostrar cuánto queremos a nuestras parejas, para ser detallistas y recordar un día donde el amor es el protagonista. Pero, ¿sabías que al dar un beso a tu pareja compartes más que amor? En un beso se comparten más de 80 millones de bacterias.

Un beso es la muestra de amor más común que tienen los enamorados, pero darlo conlleva compartir hasta 80 millones de bacterias que viven en tu boca.

Un estudio demuestra que un beso prolongado de al menos 10 segundos, la microbiota salival se vuelve similar debido a la transferencia de microbios de una boca a otra. Para que esto ocurra la pareja sólo debería darse unos nueve besos al día.

Este hallazgo proviene de estudios realizados sobre el efecto del beso íntimo en la microbiota oral

Otros estudios han encontrado que cada persona tiene de 100 a 200 especies de microbios que viven en la boca, pero la mayoría son inofensivos y nos protege de infecciones.

Los besos pueden actuar también como una forma de inmunización que permite generar resistencia frente a otros microorganismos.

La Organización holandesa para la Investigación Científica Aplicada (TNO, por sus siglas en inglés) ha reclutado a 21 parejas para participar en un estudio del beso.

“En este estudio, hemos investigado los efectos de los besos íntimos en la microbiota oral de 21 parejas, administrándoles cuestionarios sobre su conducta durante los besos y evaluando muestras de la microbiota lingual y salival en un experimento controlado donde tuvieron que besarse”, dicen los científicos sobre este estudio detallado en la revista Microbiome.

Los investigadores recogieron muestras de las lenguas y saliva de los 42 voluntarios tanto antes como después de besarse durante 10 segundos.

Los resultados indicaron que cuando las parejas comparten un beso íntimo, su microbiota salival llega a ser similar y para que esto ocurra sólo deben darse nueve besos cada día.

Algunos microbios encontrados en la boca son: Corynebacterium, Streptococcus, Haemophilus, Fusobacterium, Leptotrichia, Capnocytophaga, Neisseriaceae.

A una persona de cada pareja del estudio se le pidió beber una bebida de yogur probiótico y después de esperar unos minutos, besaron nuevamente a su pareja.

Tal y como esperaban los investigadores, las bacterias probióticas, que no suelen estar en la boca humana, se transfirieron en el beso junto con las otras 80 millones de bacterias.

probióticos

El estudio sugiere un papel importante de otros factores que selecciona la microbiota oral, como un estilo de vida compartido, dieta y hábitos de cuidado personal y este es especialmente el que se debe de realizar para la microbiota en la lengua. Así que podemos decir que un beso es un acto muy sano entre las parejas.

Fuente: dailymail

No hay comentarios

Dejar una respuesta