¿Quién quiere más a las personas? ¿Los perros o los gatos?
¿Quién quiere más a las personas?

Tanto los perros como los gatos son dos especies que conviven con los seres humanos desde tiempos inmemorables. Algunas personas prefieren a los primeros y otras a los segundos, pero, ¿cuál de las dos especies animal es más leal y muestra más cariño a las personas?

Según un estudio realizado por el neurocientífico Dr. Paul Zak, los perros demuestran un cariño 5 veces superior al que nos prestan los gatos.

Este estudio no hace hincapié en el hecho de que los perros suelen ser más obedientes que los gatos, sino que en la investigación se tomaron muestras de sangre de 10 gatos y de 10 perros antes y después de realizar juegos con ellos. Las muestras permitirían medir su nivel de oxitocina.

La importancia de la oxitocina permite saber cuándo nos importa alguien. Esta sustancia química se produce en el cerebro y es un accesorio químico o transmisor, como asegura el Dr. Zak. Los animales la utilizan por ejemplo cuando están con sus crías para formar un lazo de unión más fuerte.

Las personas producen la oxitocina cuando tienen experiencias positivas. Dependiendo del grado de estrés de esa experiencia producimos más o menos.

Según el Dr. Zak, quien aparecerá en el documental Cat v. Dog en la cadena BBC, si se produce entre un 15 y 25 por ciento de oxitocina estaríamos en situaciones agradables con desconocidos. Entre un 25 y un 50 cuando conocemos a la persona mejor. Si superamos más del 50 por ciento de oxitocina seria en situaciones con personas con un vínculo sentimental, padres, madres, hijos, cónyuge.

Los perros producen más oxitocina que los gatos

Durante el experimento del Dr. Zak, los perros produjeron un promedio de 57,2 por ciento de oxitocina.

Esto demuestra, según el Dr. Zak, que los perros nos aman más que los gatos que produjeron tan solo un 12 por ciento de oxitocina.

Los gatos son más territoriales que los perros
Los gatos son más territoriales que los perros

Los amantes de los gatos deberían estar avisados ya que son menos sociables que los peros y son muy territoriales. El laboratorio donde se llevaron a cabo las pruebas, era un lugar estéril y desconocido, creando una situación más estresante para los gatos que para los perros.

“Lo más impresionante de este estudio es que la oxitocina que produjeron los perros fue para otra especie, no para la suya propia. El hecho de que esto ocurre entre especies es realmente impresionante. Sus cereros les dicen que realmente nos aman”, dijo Zak.

Cuando le preguntaron si los gatos habrían obtenido más puntuación si hubiesen sido analizados en la comodidad de sus hogares, Zak aseguró que “así lo creo. O al menos los gatos habrían producido más oxitocina”.

Vía: HuffingtonPost

No hay comentarios

Dejar una respuesta