Quimioterapia

Conseguir medicamentos para áreas específicas del cuerpo siempre ha sido una lucha de la medicina. Las drogas no son eficientes y matan un montón de células sanas en el camino. Pero los científicos están trabajando en pequeños nanocristales que podrían utilizarse para dirigir los fármacos hacia el punto problemático.

Los tratamientos que se utilizan contra el cáncer atacan a las células del tumor pero también a la regeneración de las células sanas que provocan los efectos secundarios como la caída del cabello con la quimioterapia y otros medicamentos contra el cáncer.

“En esta etapa del tratamiento para el cáncer se aplica la radiación o medicamentos químicos que son muy agresivos”, dijo el investigador principal Dayong Jin de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Tecnología de Sydney. “Mata las células cancerosas, pero también mata hasta entre un 70 y un 90 por ciento de las células sanas”.

Este problema es también lo que dificulta el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Parkinson. La barrera de la sangre del cerebro es muy efectiva para evitar enfermedades pero impide la entrega de la droga en el cerebro. “El fármaco tiende a circular por mucho tiempo en la sangre sin llegar al cerebro,” dijo Jin.

Otro gran problema es nuestro sistema inmunológico que evita que llegue el fármaco a su destino siendo devorado por el camino. Ante este problema se utiliza más cantidad que la que necesitamos sin llegar a la eficacia que debiera tener.

Los nanocristales podrían evitar todos estos problemas evitando una respuesta inmune del cuerpo. “Tenemos que utilizar un vehículo para el suministro de medicamentos que no destruya células sanas y evite la barrera de la sangre”, dijo Jin.

Jin y su equipo han trabajado durante los últimos tres años y han creado una biblioteca de sus creaciones de nanocristal con muchas variedades. Estos nanocristales pueden administrar medicamentos, apuntar células específicas y ayudar incluso a la imagen corporal.

Los nanocristales pueden ser usados de muchas maneras, un tumor que necesita ser cortado o un área del cerebro que se haya dañado.

“Tener diagnóstico preciso es también importante porque cuando un cirujano opera necesitan conocer exactamente donde está el tumor,” dijo Jin.

Es posible que con este nuevo avance consiga tratar mejor las enfermedades como el cáncer y la quimioterapia y sus efectos secundarios sean cosas del pasado.

Fuente: UTS

Califica este artículo