Un nuevo concepto en el trato de la insuficiencia cardiaca aguda

El primer consejo europeo sobre atención de emergencia para los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda fue publicado el 22 de febrero de 2016 en el Diario Europeo del Corazón.

Sólo la mitad de los pacientes dados de alta con insuficiencia cardíaca aguda superan los tres años más de vida.

“La mortalidad por insuficiencia cardíaca aguda es aún mayor que el de un ataque al corazón por lo que es una situación de emergencia,” dijo el Profesor Christian Mueller, Presidente del grupo de estudio en insuficiencia cardíaca aguda de la Acute Cardiovascular Care Association (ACCA) de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés).

“El documento publicado es el primer paso para ponerse al día con el cuidado del ataque al corazón y el establecimiento de estándares similares para la insuficiencia cardíaca aguda”, añadió.

La insuficiencia cardiaca aguda es un trastorno crónico habitual en las urgencias de los centros médicos. La gran mayoría de los pacientes presentan una repentina y severa dificultad respiratoria en reposo. El 50% de los pacientes tienen insuficiencia cardíaca crónica, el otro 50% podría haber tenido un ataque al corazón hace diez años, o su afección cardiaca subyacente es indiagnosticada.

“La mayoría de los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda no se puede curar”

El documento publicado hoy se centra en las orientaciones a seguir para tratar a los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda. Los médicos han actuado hasta ahora de forma conservadora admitiendo pacientes en el hospital.

El hospital no siempre es el mejor sitio para el cuidado de pacientes gravemente enfermos. Están en riesgo de contraer infecciones y tienen problemas para dormir.

El documento describe criterios a seguir para seleccionar pacientes en riesgo. Un algoritmo muestra el orden de las decisiones a tomar y lo que debe considerar en cada paso.

Es muy importante destacar el seguimiento a largo plazo, independientemente de que los pacientes sean dados de alta directamente desde el servicio de urgencias o pasen un periodo en el hospital antes de ser enviados a casa. La planificación debe de hacerse por el equipo de urgencias en colaboración con el médico general, el cardiólogo y otros involucrados en el cuidado a largo plazo del paciente.

“La insuficiencia cardíaca aguda no se puede tratar en 24 horas, es necesario hacer un seguimiento a raíz de los resultados de urgencias y ser vistos a las 48 horas por su médico general evaluando los signos vitales, presión arterial, electrolitos y la función renal”.

Fuente: eurekalert

Califica este artículo