Teléfono caído en el agua - ¿Qué hacer?

Si tu teléfono cayó en el agua o derramaste líquido sobre él no significa que lo puedes tirar a la basura. Nosotros nos hemos informado y hemos compilado este conjunto de consejos útiles para devolverle la vida a tu smartphone.

Son pocas las personas que pueden decir que nunca han mojado accidentalmente su smartphone, o que nunca se les cayó el teléfono en el agua, y no todo el mundo tiene un gadget resistente al agua o carcasa impermeable, como los móviles de la gama Sony Xperia.

A mí ya me ha ocurrido un par de veces, tanto con teléfonos clásicos como con un smartphone, y puedo confirmar que es posible rescatar al dispositivo. Los métodos descritos a continuación seguramente te serán a ti también muy útiles y me atrevería a decir que si tu teléfono cayó en el agua tienes más del 60% de posibilidades de devolverlo a la vida.

El teléfono cayó en el agua – ¿Qué hacer?

En primer lugar, no desesperes. Para conseguir que tu smartphone vuelva a funcionar incluso después de mojarse, deberías actuar con mucha rapidez, por lo que no tienes que entrar en pánico ni recordar lo que has pagado por él o lo que harán tus padres cuando lo averigüen.  Tienes que sacarlo rápido del agua.

Después de hacer esto, si el teléfono aún está encendido, debes apagarlo de inmediato. Si tienes suerte y puedes quitarle la batería, eso sería lo siguiente que debes hacer. Sácale también la tarjeta SIM (si no se puede quemar) y también la tarjeta microSD.

Después de eso, usa unos pañuelos de papel para secar al máximo el teléfono caído en el agua. Para garantizar que limpias bien incluso las zonas menos accesibles, como por ejemplo el conector de auriculares, recurre a una aspiradora.

A menudo estarás tentado de tomar un secador de pelo para secarlo, pero el secador sólo empeoraría las cosas ya que el aire llevará el agua aún más lejos en el interior del aparato. Por tanto, si el teléfono cayó en el agua, trata de acercarlo a 10 centímetros sobre una aspiradora entre 10 y 20 minutos, para retirar toda el agua posible de su interior.

El siguiente paso es tomar el smartphone y meterlo en una bolsa de arroz o cereales secos, que absorberán el resto de humedad del terminal. Lo mejor es usar gel de silicio, o sea esas pequeñas bolitas transparentes que suelen estar en las cajas de los zapatos o las mochilas nuevas.

El teléfono tiene que permanecer así entre 48 y 72 horas. No te apresures a sacarlo porque en el momento de encenderlo, si los circuitos no están totalmente secos, puedes quemarlo.

Lee también: Qué hacer si derramas agua sobre tu portátil

Los estadounidenses son más suertudos

Pese a que en España no se suelen encontrar talleres especializados para la reparación de móviles mojados, hay algunas tecnologías que funcionan. Por ejemplo, en Estados Unidos, dos empresas ofrecen métodos similares para rescatar los smartphones mojados.

TekDry y DryBox usan las leyes de la física para rescatar los móviles de los clientes en menos de 20 minutos. Concretamente, los móviles que cayeron en el agua son metidos en un contenedor que se despresuriza, y el dispositivo llega a estar en un vacío. Luego se aplica un poco de calor, y debido a la combinación de baja presión y una temperatura más elevada, el agua empieza a salir del aparato y a hervir, evaporándose de esa manera.

Ambas compañías recomiendan el apagado inmediato del teléfono afectado y llevarlo al taller en las primeras 48 horas desde que ocurrió el incidente.

Echa un vistazo a este proceso a continuación:

No hay comentarios

Dejar una respuesta