La llegada de Scott Kelly fué un éxito. EFE/KIRILL KUDRYAVTSEV/POOL

Después de estar casi un año a bordo de la Estación Espacial Internacional, el astronauta de la NASA Scott Kelly debe acostumbrarse de nuevo a la gravedad del planeta.

Kelly y el cosmonauta Mikhail Kornienko regresaron a la Tierra en la zona de las estepas de Kazajistan el martes por la noche (1 de marzo) tras 340 días en el espacio.

Poco después del aterrizaje, los cosmonautas fueron sometidos a pruebas médicas para hacer un chequeo general sobre su estado. Con una hora de duración, esta prueba de campo determina el estado general después de la experiencia en el espacio.

“Algunas son físicas, como una carrera de obstáculos, donde se ejecuta alrededor de obstáculos y se levanta de una posición sentada y se da un salto”, dijo Kelly.

Los astronautas se someterán a 45 días de recuperación para construir fuerza muscular y la masa ósea perdida en el ambiente de microgravedad del espacio, según Stevan Gilmore, el principal cirujano del vuelo para la misión de Kelly.

A pesar de que Kelly se quedó a bordo de la Estación Espacial Internacional dos veces, el plan actual es ponerle a través del programa estándar de reacondicionamiento de 45 días, agregó Gilmore.

El objetivo principal de la misión de Kelly y de Kornienko, es un esfuerzo conjunto entre Estados Unidos y Rusia para entender mejor cómo reacciona el cuerpo ante una estancia de larga duración en el espacio. Esta información serviría para planificar los futuros viajes a Marte en el 2030.

Kelly y Kornienko participan en 17 experimentos que no acaban al aterrizar, sino que siguen incluso ya aquí en tierra. Los astronautas seguirán en observación durante un tiempo para ver posibles cambios en su metabolismo.

“Hay meses y meses de recopilación de datos después del vuelo”, dijo el portavoz de la NASA Gary Jordan durante una entrevista en la televisión de la NASA el mes pasado.

La duración del estudio podría llegar incluso hasta los nueve meses después de aterrizar y es entonces cuando empieza el análisis de datos.

Los resultados de este análisis consistirán en comparar a Scott Kelly con su hermano gemelo idéntico, un ex astronauta de la NASA, y permitirá identificar los cambios de genética inducidos en Scott.

Scott Kelly informó en su última conferencia de prensa en el espacio que tenía algunos problemas de visión, algo muy común en los astronautas.

“Físicamente, me siento bastante bien”, dijo Kelly.

Scott Kelly no es el astronauta que más tiempo ha estado en el espacio, el cosmonauta Valeri Polyakov obtuvo esa distinción al pasar 437 días en la estación espacial Mir, entre 1994-95.

Fuente: space

El astronauta Scot Kelly se enfrenta a la gravedad tras 1 año en el espacio
Califica este artículo