El misterio de su oscura superficie es descubierto.

La superficie de mercurio ha sufrido el impacto constante de meteoritos y asteroides a lo largo de 4.000 millones de años. Aunque estos cráteres son impresionantes, y recientemente han revelado la respuesta a una pregunta que los científicos se pusieron durante mucho tiempo sobre la geología de este mundo rocoso distante: ¿Por qué la superficie de Mercurio es tan oscura?

Un estudio publicado en Nature Geoscience concluye que esta oscuridad se debe a una capa subterránea de grafito. Cuando un meteorito o asteroide impacta contra la superficie de Mercurio, las partes de esta capa son esparcidas al exterior. Mercurio está aparentemente cubierto de virutas de lápiz.

Un equipo dirigido por el Laboratorio de Física Aplicada (APL, por sus siglas en inglés) de la Universidad Johns Hopkins en Maryland estudió las mediciones de las regiones más oscuras de Mercurio tomadas por la sonda Messenger. Esta sonda pasó 5 años investigando la historia geológica de Mercurio y las grandes manchas no identificadas de un compuesto oscuro.

fotografía: Tyagaraja cráter en mercurio, rodeado por un material oscuro previamente no identificado. NASA
fotografía: Tyagaraja cráter en mercurio, rodeado por un material oscuro previamente no identificado. NASA

Los investigadores han catalogado los diversos atributos físicos de una plétora de compuestos, incluyendo su capacidad para reflejar y absorber diferentes longitudes de onda de la luz. Finalmente el equipo de investigación, después de descartar algunos compuestos químicos, concluyó que el candidato en este caso es el grafito.

La nave espacial Messenger de la NASA útil se estrelló en mercurio en 2015, no sin antes de recoger fotos cargadas de datos. NASA
La nave espacial Messenger de la NASA útil se estrelló en mercurio en 2015, no sin antes de recoger fotos cargadas de datos. NASA

La aparición de grafito en la superficie de Mercurio está fuertemente relacionado al impacto de asteroides y meteoritos que lleva al grafito a salir desde debajo de la superficie del planeta. Lo que provoca una cuestión importante, ¿Cómo llego el grafito a Mercurio?

Al igual que la Luna, la Tierra y Venus, Mercurio tuvo una vez un océano de magma global. En el pasado antiguo, estos cuerpos rocosos aún eran increíblemente calientes y todavía no se habían enfriado lo bastante como para formar complejas capas de roca solida y profunda.

Mercurio es más rico en carbón que la Tierra. Cuando el magma comenzó a enfriarse, los diferentes minerales comenzaron a cristalizarse y los más densos bajaron hacía el centro del planeta, mientras que los más ligeros, incluyendo el grafito, subieron a la superficie. El grafito puede haberse formado incluso dentro de la corteza original de Mercurio.

Con el tiempo, la actividad volcánica sepultó la corteza de grafito bajo la lava formando roca basáltica. “Si realmente hemos identificado los restos de la corteza original de Mercurio, entonces podremos entender las propiedades que proporciona un medio para entender la historia más temprana de este planeta”, dijo Patrick Peplowski, investigador de APL.

Fuente: iflscience

Califica este artículo