Momia hallada en Hungría
Una momia ayuda a los científicos a comprender mejor los orígenes genéticos del cáncer colorrectal

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv ha descubierto recientemente una mutación genética asociada con el cáncer de colon en una momia húngara del siglo 18. Este hallazgo indica que las personas del siglo 17 y 18 sufrían de cáncer de colon mucho antes de que los científicos decidieran que las principales causas de esta enfermedad fueran estrictamente relacionadas con hábitos del mundo moderno, como la ingesta de alimentos procesados, la inactividad física o el tabaco.

Tras haber realizado un análisis de ADN sobre varios tejidos blandos de unas 20 momias descubiertas en 1995 en Hungría, los científicos hallaron una mutación en el gen APC (Adenomatous polyposis coli), vinculado con el cáncer de colon.

Si la mutación del APC es confirmada en otras muestras, significaría que los cambios heredados en el ADN juegan un mayor papel en la evolución del cáncer frente a los factores medioambientales modernos.

“El cáncer colorrectal se encuentra entre los problemas de salud más peligrosos de los tiempos modernos. Y ahora resulta que tiene transfondo genético”, afirmó Rina Rosin-Arbesfeld, investigadora de la Universidad de Tel Aviv.

“Queríamos descubrir si las personas del pasado llevaban la mutación en el gen APC, si era algo común y si se trataba de la misma mutación que existe en la actualidad. En otras palabras, queríamos saber si el aumento de los casos de cáncer en todo el mundo está provocado únicamente por la manipulación de la naturaleza por parte del hombre o si había algo más”.

Se abren nuevas vías para la investigación del cáncer de colon

Los investigadores dijeron que este hallazgo, detallado en la revista científica PLOS ONE, podría abrir el camino a más estudios sobre los orígenes patológicos en los tejidos preservados.

“Muy pocas enfermedades atacan el esqueleto, pero los tejidos blandos contienen pruebas de enfermedades. Presentan la oportunidad perfecta para realizar análisis genéticos detallados y probar múltiples patógenos”, afirmó el científico Israel Hershkovitz.

Los hábitos modernos, incluyendo el consumo de alimentos procesados y la falta de ejercicio, han sido fuertemente asociados con el cáncer colorrectal, aunque a esta enfermedad también se le asocia el gen APC.

“Nuestros datos revelan que una de las momias podría haber tenido una mutación del cáncer. Esto quiere decir que ya existía en la edad premoderna una predisposición al cáncer”, concluyó la investigadora Ella H. Sklan.

Dado que la mutación fue descubierta en un solo espécimen, los científicos afirman que no podrán sacar conclusiones exactas y que necesitarán una mayor muestra genética.

Científicos descubren cáncer de colon en una momia del siglo 18
Califica este artículo