Los científicos de la Universidad de Chicago han descubierto en las muestras de un meteorito evidencias de un elemento raro llamado “Curio”, el cual estuvo presente durante la formación del sistema solar.

El Curio fue hallado en una inclusión de cerámica que se llama “Curious Marie”, tomado de un meteorito carbonoso.

Curious Marie y el Curio se llaman así por Marie Curie, cuyo trabajo sentó las bases de la teoría de la radiactividad.

El hallazgo termina con un debate de 35 años de edad sobre la posible presencia de curio en el Sistema Solar temprano y desempeña un papel crucial en la reevaluación de los modelos sobre la evolución estelar y la síntesis de elementos en la estrellas.

“El Curio es un elemento difícil de alcanzar. Es uno de los elementos más conocidos, pero no aparece de forma natural porque todos sus isótopos son radiactivos y decaen rápidamente en una escala de tiempo geológico”, explicó el principal autor del estudio, Francois Tissot, quien también es investigador en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

El Curio se creó con la nube gaseosa que formó el Sol temprano al comienzo del Sistema Solar.

En la Tierra, el Curio sólo puede crearse cuando se fabrica en laboratorios o como un subproducto de las explosiones nucleares.

“La posible presencia de Curio en el Sistema Solar temprano determina la edad relativa de meteoritos y planetas”, dijo el coautor del estudio Nicolás Dauphas en un artículo que apareció en la revista Science Advances.

Con la ayuda del estudio del autor Lawrence Grossman, el equipo fue capaz de identificar y apuntar a un tipo específico de meteorito incluso rico en calcio y aluminio. Estos (calcio, aluminio-ricos en inclusión) son conocidos por tener una baja concentración de uranio y es probable que tengan Curio en alta abundancia.

Gracias a esta muestra, el equipo de investigación fue capaz de calcular la cantidad de curio en el sistema solar temprano y compararlo con la cantidad de otros elementos pesados radiactivos como el Yodo-129 y el Plutonio-244.

Todos esos isotopos podrían haber sido producidos juntos por un solo proceso en las estrellas.

“Esto es particularmente importante ya que indica que las generaciones sucesivas de estrellas mueren y expulsan los elementos producidos  en la Galaxia, los elementos más pesados se producen juntos, mientras que los trabajos previos habían sugerido que no era el caso”, explica Dauphas.

Vía: indianexpress

Descubierto el curio, un extraño elemento que ayudó en la formación del Sistema Solar
Califica este artículo