Apple vs FBI

Según un reporte publicado esta semana, varios empleados de alto perfil de Apple preferirían dimitir que cumplir con una orden judicial para crear una versión intencionadamente débil de iOS, que es lo que quiere el FBI para su investigación de los ataques de San Bernardino.

El New York Times informa que los ingenieros de software y ejecutivos de la compañía quieren resistirse a las solicitudes de desarrollar una versión de iOS con bajo cifrado.

“Es una cultura independiente y rebelde”, dijo el antiguo ejecutivo de Apple Jean-Louis Gassée. “Si el gobierno intenta conseguir una acción o testimonios por parte de estos ingenieros, mucha suerte con eso”.

Entre los ejecutivos de Apple que se niegan firmemente al desarrollo de este iOS personalizado para las agencias gubernamentales se encuentran el CEO de la compañía, Tim Cook, así como los vicepresidentes Eddy Cue y Craig Federighi.

Por si ya no lo sabías a estas alturas, la compañía recibió una demanda en febrero de un juez para ayudar al FBI a desbloquear un iPhone vinculado al sospechoso de los ataques de San Bernardino Syed Rizwan Farook. El cumplimiento de esta demanda supondría la creación de una versión de iOS vulnerable a los ataques de fuerza bruta, una herramienta forense necesaria para superar la contraseña de cuatro dígitos del iPhone de Farook.

Apple se ha resistido hasta ahora a esta demanda, diciendo que la simple existencia de un software de este tipo debilitaría el cifrado de iOS. Además, esto podría marcar un precedente, y todas las agencias gubernamentales, no sólo el FBI, podrían aprovechar los mismos argumentos para acceder a los datos de los usuarios en el futuro.

Por otro lado, Apple también alega que la creación de este iOS personalizado supondría dedicar un equipo entero únicamente a eso, quedando la compañía sin recursos para sus departamentos más importantes. Concretamente, se cree que se necesitarían unos 10 empleados trabajando durante dos meses en este sistema, lo que no conviene demasiado a Apple.

Aunque Apple se niegue a esta demanda, parece que el Departamento de Justicia de EEUU tiene derechos legales para demandar el código fuente de iOS y las firmas de inicio de sesión si la compañía se niega a participar de manera voluntaria en esta operación.

 

Empleados de Apple amenazan con dimitir si les obligan a crear un iOS vulnerable para el FBI
Califica este artículo