Imagen del satélite EOS
Una imagen de satélite que pretende mostrar un punto de monóxido de carbono ha estado haciendo las rondas en los medios sociales Crédito:NASA

Una imagen de satélite que pretendía mostrar un punto de monóxido de carbono ha estado propagándose por los medios sociales provocando pánico en algunos casos. Algunas personas advertían que la espiga que se veía el 27 de febrero en la costa oeste podría causar un terremoto en la región.

Pero la NASA ha descartado estas afirmaciones radicales, diciendo que la imagen es incorrecta debido a un fallo del satélite.

En un blog se publicaba un posible cambio de la falla de San Andrés: “las grandes cantidades de monóxido de carbono son liberadas a la atmósfera antes de un terremoto. Sin embargo la cantidad de monóxido de carbono liberado el 27 de febrero es lo que se puede decir sin precedentes. Esta versión de monóxido de carbono podría ser indicio de un inminente terremoto importante a lo largo de la falla de San Andreas”.

Estas teorías precisas sobre el centro del pinto son obra del trabajo realizado por el científico Ramesh Singh en la Universidad de Chapman.

El profesor Singh estudió el aumento de monóxido de carbono antes de un terremoto que ocurrió en la India en 2001, matando a miles de personas.

En ese momento, Singh llegó a la conclusión de que ninguna causa exacta ha sido identificada.

Según la CBS, a pesar de esto, el profesor Singh se encontró envuelto en la polémica debido a la difusión del artículo. Él defiende que su estudio no está en absoluto relacionado con la imagen de un punto de monóxido de carbono en los Estados Unidos.

Sin embargo los niveles de monóxido de carbono son más altos en la atmósfera desde la fuga de gas de Porter Ranch en California.

Esto ha llevado a algunos a llamarlo el peor desastre ambiental desde la fuga de petróleo de BP ocurrida en el 2010 en el Golfo de México.

La NASA sostiene que la imagen mostrada se trata de un error y es simplemente incorrecta.

Es una consecuencia de las emisiones realistas derivadas de observaciones por satélite de los incendios, que condujo a concentraciones elevadas de CO2 en la atmósfera, según dijo la NASA en una declaración.

La nave espacial EOS-Terra de la Nasa entró en el modo seguro el 18 de febrero de 2016, durante una maniobra de ajuste de inclinación. Esto causó que el instrumento Modis entrara en modo seguro y en consecuencia, algunos datos se vieron severamente degradados.

Vía:dailymail

Fallo técnico de la NASA alerta a la población sobre un gigantesco terremoto en Los Ángeles
Califica este artículo