Android N

Google ha permitido a los desarrolladores echar un primer vistazo a la próxima gran versión de Android en un movimiento que podría llevar el software a una mayor cantidad de dispositivos.

La compañía solía lanzar las nuevas versiones de Android durante su conferencia anual de desarrolladores, que tendrá lugar en mayo de este año, pero parece que han decidido lanzar la versión preliminar antes con el fin de que los desarrolladores se hagan una idea y puedan transmitir sus opiniones durante la conferencia I/O 2016.

“Este año lo estamos haciendo un poco diferente con el lanzamiento anticipado de la versión preliminar”, dijo el vicepresidente de ingeniería de Google Dave Burke en una entrada de blog.

“Con el lanzamiento de esta build en desarrollo tendremos más tiempo de incorporar y escuchar el feedback de los desarrolladores”, agregó.

La nueva versión, conocida como “Android N” por ahora, ofrece una función de pantalla dividida para que los usuarios puedan intercambiar con más facilidad entre las aplicaciones.

Pantalla dividida en Android N
Pantalla dividida en Android N

Android N también permite a los usuarios responder directamente a las notificaciones, algo que ya estaba disponible en el software que Google hace para los relojes inteligentes con Android Wear.

Responder a las notificaciones

Otro cambio realizado pretende reducir el consumo de la batería por parte de las aplicaciones cuando la pantalla de los dispositivos se encuentra apagada.

Los dispositivos con Android 6.0 Marshmallow, lanzada el año pasado, entran en el modo de ahorro de batería, conocido como “Doze”, sólo cuando se encuentran en reposo, es decir, cuando los usuarios no lo tienen en las manos y cuando no se encuentran conectados a un cargador.

La nueva edición es recomendada inicialmente sólo para los fabricantes de aplicaciones móviles y sólo funcionará en unas cuantas tabletas y smartphones.

La versión preliminar para desarrolladores de Android N ayudará a Google a preparar aún mejor el sistema operativo para los fabricantes de dispositivos, que podrán empezar a incorporarlo a partir de mediados del año.

Android también sigue invirtiendo en el Proyecto Svelte, que pretende reducir el espacio de memoria requerido para poder ejecutarse en una mayor cantidad de dispositivos.

Sólo para dispositivos Nexus por ahora

El kit de los desarrolladores permitirá probar Android N sólo en los dispositivos de Google por ahora, Nexus 6, Nexus 5X, Nexus 6P, Nexus Player, Nexus 9 y Pixel C.

“A medida que nos acerquemos a un producto final, invitaremos a los consumidores a probarlo también”, dijo Burke.

La última versión de Android, conocida como “Marshmallow”, empezó a distribuirse a finales del año pasado, sin embargo, parece que el lanzamiento temprano de Android N apunta a la posibilidad de ver la nueva versión del sistema operativo mucho antes de finales de este año en los dispositivos móviles.

A medida que pasa el tiempo, probablemente veremos más funciones integradas en la nueva versión, ya que tanto la pantalla dividida como la posibilidad de responder a las notificaciones no representan funciones tan innovadoras, teniendo en cuenta que ya están ofrecidas por iOS en los iPhones y iPads.

Como siempre, Google está ofreciendo de manera gratuita a los fabricantes de dispositivos el sistema operativo Android. La compañía pretende promocionar a través de su plataforma su motor de búsqueda, los mapas y otras funciones, ganando así más oportunidades de vender sus anuncios digitales en los que se basan la mayoría de sus ingresos.

Esta estrategia ayudó a convertir a Android en el sistema operativo móvil más usado del mundo, aunque también limitó el control que tiene la compañía sobre cómo se usa su software, convirtiéndolo en un sistema fragmentado.

Entre otras cosas, casi el 56% de los dispositivos Android siguen ejecutando versiones que fueron lanzadas en el 2013 o 2014, según las cifras de Google. Sólo el 2,3% de los teléfonos Android están ejecutando Marshmallow, el modelo del año pasado, como lo indicamos en un artículo publicado ayer.

En contraste, cerca del 79% de los iPhones ya están ejecutando iOS 9, el sistema operativo lanzado por Apple hace sólo seis meses. A diferencia de Google, Apple tiene mayor control sobre el software de sus dispositivos móviles.

Más información: Google

Califica este artículo