RS 25 en pruebas

La NASA ha realizado exitosamente durante 500 segundos la primera prueba de certificación de vuelo para su motor RS-25 para el próximo cohete de carga pesada Space Launch System (SLS, por sus siglas en inglés). El SLS, que usará 4 motores RS-25 en su etapa central, está diseñado para llevar humanos a destinos del espacio profundo como por ejemplo asteroides o el planeta Marte.

La NASA declaró que “la próxima vez que el cohete número 2059 se encienda por tanto tiempo, llevará humanos en su primera misión al espacio profundo dentro de más de 45 años”.

Curiosamente, el motor utilizado en la prueba fue el que se ha usado en el Programa del Transbordador Espacial. Tras haber retirado el transbordador, hubo 16 motores RS-25 que quedaron de sobra.

Aerojet Rocketdyne, una empresa especializada en el diseño de cohetes, modificó el motor para que cumpla los requisitos de rendimiento para el cohete SLS. Estas modificaciones permitirán al motor operar a unos niveles de empuje del 109 por ciento, frente al 104 por ciento que generalmente se utilizaba para el transbordador espacial.

Cuatro motores RS-25 serán fusionados mediante varios aumentadores de presión sólidos para crear la configuración apropiada para los primeros vuelos del SLS.

Dado que los motores RS-25 fueron utilizados en 135 misiones del transbordador espacial entre 1981 y 2001, Aerojet Rocketdyne los llama “los motores propulsores más fiables del mundo para un cohete”.

Durante el programa del transbordador, los motores RS-25 regresaban a la Tierra en unos orbitadores especiales para ser reformados y reutilizados. Con el SLS, estos motores no volverán a nuestro planeta.

Las pruebas seguirán siendo realizadas en el Centro Espacial Stennis de la NASA en Mississippi, mientras que el programa del SLS está siendo gestionado por el Centro de Vuelos Espaciales Marshall de la Agencia Espacial en Alabama. Finalmente, el SLS aprovechará las rampas de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy que tiene la NASA en Florida.

Space Launch System
Ilustración del Space Launch System con 4 motores RS-25 y 2 propulsores sólidos. Foto: NASA

SLS llevará la cápsula Orion con hasta 6 miembros de tripulación a destinos del espacio profundo en el marco del proyecto Viaje a Marte. Algunos mostraron escepticismo y alegaron una falta de fondos además de afirmar que no ven demasiado sentido en este programa teniendo en cuenta que ya hay sondas en Marte que han examinado a fondo el planeta.

Hay muchos factores que determinarán el destino del programa SLS, incluyendo las futuras elecciones presidenciales y el cambio de administración, pero sólo el tiempo nos dirá si el próximo cohete de la NASA podrá ser sostenible.

SLS, junto con sus 4 motores RS-25, está programado para hacer su primer vuelo en el 2018 con una cápsula Orion no tripulada, aunque sí con 13 satélites CubeSats a bordo.

La NASA prueba el primer motor de cohete diseñado para enviar humanos a Marte
Califica este artículo