La distribución de materia oscura en 350 millones años luz. Las galaxias aparecen como puntos blancos alta densidad (izquierda) y como materia bariónica normal (derecha). Crédito: Markus Haider/Illustris

El mapa del Universo creado por los satélites y observatorios terrestres proporciona a los científicos la información de su estructura y de su composición. Con estos datos establecen que el  Universo está formado por un 4,9% de materia “normal”, que es lo que vemos, un 26,8% de “materia oscura” (lo que no podemos ver) y un 68,3% de “energía oscura”.

La materia visible en el Universo aparece concentrada en filamentos que constituyen el 20% del volumen del cosmos. Pero recientemente, un estudio del Instituto de Astrofísica y de Partículas de la Universidad de Innsbruck en Austria ha encontrado que esta materia normal también puede encontrarse en los huecos de los agujeros negros.

Un proyecto de investigación dirigido por científicos y utilizando superordenadores de todo el mundo ha creado una simulación detallada de nuestro Universo. Con una aproximación de 300.000 años después del Bing-Bang, estas simulaciones presentan como el flujo de la materia y la gravedad cambió la estructura del cosmos hasta el día de hoy, aproximadamente 13.800 millones de años más tarde.

La simulación sitúa un cubo de espacio en el Universo, que mide 350 millones de años luz a cada lado. Uno trata la materia normal y el otro la materia oscura. Esta simulación presenta una interesante distribución de materia en el cosmos.

Aproximadamente el 50% de la masa total del universo se comprime en un volumen de 0.2%, compuesto por las galaxias que vemos. Un 44% se encuentra en los filamentos envolventes, partículas de gas y polvo. El 6% se encuentra en espacios vacios entre ellos, que conforman el 80% del universo.

Un 20% de esta materia normal se encuentra en agujeros negros supermasivos

Los agujeros negros supermasivos concentran esta materia normal y la convierten en energía expulsándola a cientos de miles de años luz de la galaxia anfitrión.

Los resultados pueden dar una explicación para el “problema de baryon”, una aparente discrepancia entre los modelos cosmológicos actuales y la cantidad de materia normal que podemos ver en el Universo.  La mitad del 4,9% de la materia normal del universo sigue desaparecida.

En 2011, un equipo de estudiantes de la Escuela de física de Monash en Australia confirmó que algo de esa materia se encontraba a baja densidad siendo visible en la longitud de onda de rayos X.

En 2012, con datos del Observatorio de rayos X Chandra, un equipo de investigación de la NASA informó que nuestra galaxia y la nube de Magallanes fueron rodeadas de un halo de gas caliente que era invisible en longitudes de onda normales.

Los  investigadores de la comunidad científica y la organización de investigación Industrial (CSIRO) describieron cómo habían usado ráfagas de radio rápidas (FRBs) para medir la densidad de los bariones cósmicos en el medio intergaláctico, que dio resultados que parecen indicar que nuestros modelos cosmológicos actuales son correctos.

Fuente: Royal Astronomical Society

Los agujeros negros supermasivos estarían ocultando materia
Califica este artículo