Patagonia

Los paleontólogos han descubierto al sur de Argentina una red de fósiles que datan del Jurásico. Este ecosistema ha permanecido congelado alrededor de 160 millones de años. Este descubrimiento se produjo en la localidad de La Bajada, en una región al sudeste de la Patagonia llamada el macizo del Deseado donde la erosión ha dejado unos 60.000 kilómetros cuadrados de terreno con los fósiles al descubierto.

Los fósiles se han conservado bien a través de la silidificación que probablemente se produjo mientras los organismos estaban vivos o pronto después de su muerte.

Estos fósiles se han mantenido encerrados en un chert, un material de roca sedimentaria compuesta de dióxido de silicio que preserva organismos de cuerpo blando. Esto ha facilitado el estudio de los ambientes terrestres. Los expertos aseguran que este descubrimiento aporta más información sobre los ecosistemas Jurasicos que cualquier otro hallado.

Se han recogido 1000 muestras fósiles en 2014

Con 1000 muestras recogidas en 2014, los expertos afirman que la increíble abundancia de fósiles de plantas y microorganismos les permitirá reconstruir las características clave del paisaje jurásico.

La distribución de ciertas algas en aguas profundas y la posición de ciertos hongos y otros microorganismos en plantas hospederas proporciona información de su ubicación y su forma de alimentarse.

La enorme abundancia de material vegetal bien preservado ofrece una visión detallada en cómo se desarrolló la especie en el tiempo, y cómo evolucionaron durante un período de alrededor de 20 millones de años.

Los investigadores pueden identificar las raíces evolutivas de muchas plantas modernas y los ecosistemas. Varios tipos de helechos encontrados en La Bajada pertenecen a la familia de las Osmundaceae.

Mediante el estudio de los ejemplares descubiertos en La Bajada, los investigadores esperan dar respuesta a nuestro conocimiento de cómo estas especies evolucionaron.

Fuente: iflscience

Califica este artículo