Logo de Steam

Recientemente ha terminado la encuesta de febrero del 2016 acerca del Hardware y Software de Steam, y los números no son muy alentadores.

Steam pensaba impulsar su plataforma tomando a los quizá olvidados usuarios de GNU/Linux, pero según las estadísticas que se muestran ahora, los números, al contrario de lo esperado, están bajando.

Aunque de manera insignificante, no ha habido un aumento en los usuarios que utilizan Steam en la plataforma Linux, siendo para febrero de 2016 un total de 0.91%, por lo que es necesario decir que no ha cambiado demasiado con respecto al mes de enero, en donde se obtuvo un total de 0.95% de usuarios que utilizan Steam en Linux.

Se podría decir que el problema no es solo que los usuarios de Steam en Linux no sean demasiados, sino que además de ello, la mayoría alega no haber recibido la encuesta para el mes de febrero de 2016, quedando algunos números por fuera del porcentaje final.

Aun cuando Steam intenta por todos los medios sacar a flote la plataforma GNU/Linux, creando su propio sistema operativo o distribución bajo el Software Libre, y además, incluyendo ese sistema en las Steam Machine (que tampoco terminan de despegar), no se le ven los frutos a sus esfuerzos, e incluso se nota un claro descenso en sus usuarios.

Aún bajo el esperado 1%: ¿Hay un culpable?

No podría decirse a ciencia cierta si hay un culpable o no. Como ya hemos visto, en comparación con enero de 2016, hubo un descenso del 0.4% de usuarios usando Steam en Linux, de los cuales la mayoría utilizan la distribución Ubuntu 15.10 de 64 bits, seguida por Ubuntu 14.04.3 LTS de 64 bits, siendo Canonical el líder todavía en cuanto a cantidad de usuarios en Linux.

En la encuesta también se pudo apreciar que la mayoría de usuarios (que pudieron responderla) utilizan 12GB de RAM, y gráficos Intel HD 4000, es decir, un chip integrado.

Según una opinión muy personal, puede que una de las razones por la que Steam en Linux no ha ganado demasiados usuarios es porque simplemente GNU/Linux no es la mejor plataforma para videojuegos, ya que se han tenido incontables problemas en cuanto a las tarjetas gráficas (las que realmente dan la talla en los videojuegos), e incluso, con los chip integrados de Intel, se pierden algunos FPS en los videojuegos.

No es culpa de Steam, pero si hablamos de ello, podría decirse que GNU/Linux aún no está preparado para recibir los videojuegos tal como se ve en Windows (¿O son las industrias las que no están preparadas para recibir a Linux?).

Califica este artículo