MIT trafico

Los vehículos autónomos son el tema del momento para muchas compañías, aunque el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) cree que también es importante que existan las calles autónomas, así lo enmarca su nuevo proyecto.

Creado por Carlo Ratti (del Laboratorio Senseable City) y Paolo Santi (del Laboratorio Ambient Mobility), este nuevo proyecto pretende agregar sensores a los coches (autónomos o no) para ser controlados por un sistema central.

El concepto es fácil de explicar, aunque no tan simple de llevar a cabo; el sistema central se comunicaría con cada uno de los sensores insertados en los vehículos, en segundos sería capaz de descifrar el lugar al que el conductor quiere llegar y de esta forma también determinar dónde debe girar.

El sensor controlaría la velocidad y ayudaría al conductor a situarse junto a otros vehículos que van en la misma dirección. El grupo de vehículos no se detendría por completo, solamente disminuiría la velocidad mientras otros coches pasan, y después la ruta sería normal.

Un vídeo publicado por el MIT muestra como una calle transitada se congestiona rápidamente debido a los semáforos y se compara con la misma calle siendo controlada por los sensores y un sistema central, con un resultado realmente grato.

Por supuesto, el proyecto aún enfrentaría algunos retos, aunque uno es más preocupante que los demás; en un sistema tan controlado, un sólo error humano (como un aumento de velocidad o una desviación) podría descontrolar todo y hacer que ocurra un accidente.

De cualquier forma, el MIT ya se encuentra en negociaciones con diversas ciudades para probar el sistema en los próximos años y de esta forma ir eliminando a paso lento el uso de los semáforos.

Vía: BGR

El MIT quiere crear un mundo sin semáforos
Califica este artículo