Cerebro

Combatir enfermedades, acabar con el dolor e incluso impedir la muerte, es algo que los humanos siempre hemos buscado.

Las nuevas tecnologías nos acercan cada día más a cumplir con ese objetivo, aunque bueno, pensar en lo más próximo nos llevaría hasta el año 2045.

Actualmente existe un nuevo movimiento cuyo principio nos dice que la ciencia le permitirá a los seres humanos ir más allá de las limitaciones corporales que tenemos en la actualidad.

El transhumanismo propone la transformación de las condiciones humanas de forma que la mente de las personas pueda ser convertida en datos digitales y guardada en un ordenador.

Para poder lograr esto, los transhumanistas primero tendrían que evaluar las dificultades que el cerebro mismo representa para lo que piensan hacer.

Si bien esto nos permitiría  incluso alcanzar la inmortalidad y vivir un sinfín de experiencias virtuales, no hay que perder de vista los riesgos y dificultades al respecto.

El economista Robin Hanson comenta acerca de las complicaciones a nivel económico y social que ocasionaría, ya que todo el trabajo sería realizado por simuladores de mentes sin cuerpo cuyos centros de operaciones en la nube tendrían el tamaño de grandes ciudades.

Otra de las principales dificultades a las que nos enfrentaríamos sería al simple hecho de que nuestro cerebro tiene un funcionamiento muy complejo, cuenta con billones de conexiones entre más o menos 86 mil millones de neuronas, mismas que deberían replicarse una a una y actualmente no contamos con la capacidad o tecnología para lograrlo.

Suponiendo que al final lográramos recrear el diagrama de conexiones, esto no nos permitiría descifrar de forma exacta la manera en la que funciona el cerebro, sino que sólo tendríamos una réplica del mismo.

Pero llegar a imitar el cerebro a nivel molecular sólo podría ser posible si logramos extraer sus operaciones lógicas.

TE RECOMENDAMOS
En 30 años tu mente podría vivir en un cuerpo artificial

Transhumanismo, jugar a ser Dios

Si bien no hay nada de malo en imaginar todo lo que se podría alcanzar si los transhumanistas lograran su objetivo, también es cierto que se distorsiona la forma en la que se ve a la tecnología, llevándolo incluso a un plano religioso en el que creen que la tecnología, en algún punto, va a cumplir con todos nuestros deseos impidiéndonos pensar de forma clara en la mejor manera de utilizarla a nuestro favor para satisfacer nuestras necesidades actuales.

Pensar en introducir datos en un cerebro no necesariamente es una buena base para el futuro, principalmente porque lejos de los que se cree, los avances tecnológicos no siempre suponen una mejora en el desarrollo de los humanos.

¿Podríamos vivir para siempre en un ordenador?
5 (100%) 1 vote