WikiLeaks

WikiLeaks reveló este martes que está en posesión de miles de archivos obtenidos a través de una red de alta seguridad de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. La filtración, etiquetada “Vault 7”, muestra las capacidades de hackeo de la propia agencia.

La organización, fundada por Julian Assange, apunta que los archivos provienen del Centro de Ciber Inteligencia (CCI) ubicado en Langley, Virginia, y han estado circulando entre todos los ex contratistas y hackers del Gobierno, hasta que uno de ellos compartió la información con WikiLeaks llamándola “la publicación de inteligencia más grande de la historia”.

De acuerdo a WikiLeaks, los archivos – que fueron creados del 2013 al 2016, incluyen malware y exploits que tienen como objetivo a las compañías de tecnología más grandes, como Apple, Google, Microsoft y Samsung. Todas las herramientas pueden ser usadas para hackear móviles, ordenadores, routers, televisores inteligentes y cualquier otro tipo de equipos.

El software fue desarrollado por el grupo de desarrollo de CCI, que proveen a la CIA diversos backdoors, exploits, troyanos y malwares. Además, la CIA obtiene más herramientas a través de las agencias de inteligencia británicas (GCHQ y MI5), la NSA, el FBI y otros contratistas. Incluso se cree que ha colaborado con el MI5 para espiar a las personas a través de sus Smart TVs.

Según esta filtración, la CIA tiene herramientas diseñadas específicamente para dispositivos con Android, iOS, Windows, OS X y Linux. Incluso tienen herramientas para desencriptar mensajes de Signal, WhatsApp y Telegram.

WikiLeaks no publicará las herramientas hasta que “haya un consenso de naturaleza política y técnica del programa de la CIA y de cómo estas herramientas deben analizarse, desarmarse y publicarse”.

Desde que sucedió la filtración de Edward Snowden, el gobierno estadounidense prometió revelar las vulnerabilidades serias que puedan afectar un producto que se relacione con una infraestructura critica, pero si las nuevas filtraciones de WikiLeaks son ciertas, esta promesa se ha roto.

WikiLeaks saca a la luz las herramientas de hackeo de la CIA
Califica este artículo