Pues a mí, a ver cómo explicarlo… Se me ha instalado por la puerta trasera, sin avisar y, evidentemente, sin pedir permiso: por bemoles. Lo ha desconfigurado T-O-D-O haciendo desaparecer hasta el menú de inicio y me ha frito el equipo al volver a arrancar. Esto en un equipo HP de 800 euros con menos de un mes (desde la compra) y un par de semanas de uso. A la basura. ¿Qué bien no? Si esto no es una ESTAFA, un FRADUE, un TIMO como catedral que baje San Billetes Gates y lo vea.

Responder