Saltar al contenido

Muchas son las causas que un teléfono se sobrecalienta

Es muy normal que tu Smartphone se recaliente y te demostraremos porque sucede esto.

Hoy en día, es normal él usó dé teléfonos en nuestra vida diaria, debido a sus facilidades para contactar los amigos y mantenerlos actualizados con él día a día. Pero también, estos suelen atraer pequeños inconveniente para las baterías dé nuestros teléfono, que sin la debida atención  afectaría el tiempo de vida útil de nuestro móvil.

Un punto importante a tomarse en cuenta, es qué no es sólo consecuentemente que tu móvil sólo sufra unos de estos factores. Y por solamente corregirse un sólo error, ya está solucionado mágicamente.  Sino que éstos problemas, son causados por las combinaciones de varios factores. Aún así, con unos pocos dé cuidados, se pueden evitar el calentamiento interno.

Es frecuente tener varías Apps,  que nos sirvan de entretenimientos continuo para los consumidores. Pero, en tales aplicaciones pese a lo provocativas que son estas aplicaciones, supone unos aumentos en los recursos del procesador, debidos a lo exigentes en su ejecución. Aumentándose la temperatura interna, por un consecuente sobre uso interno.

Otra causa, son los cargadores. Estos por defecto no aumentan mucho el calor internó del teléfono, pero sí se usa un cargador diferente, o que este envía unas corrientes eléctricas diferentemente a la recomendada puede producir un aumento innecesario en la carga, que sin cuidado, puede hinchar la batería. Entre otras consecuencias funestas.

Y por descuido también,  ¿Quien no ha dejado el teléfono votado en alguna ubicación por largo tiempo? Al dejarlo al aire libre, mucha veces recibe luz solar y si imaginamos que lleva muchas horas bajo el amparo del sol, naturalmente absorberá un calor innecesario de forma interna.

Funciones típicas también influyen en parte, el GPS y redes Wi-Fi, suponen un uso constante. Incluso si no se usa, pero al estar habilitados, la función consumirá recursos y el teléfono seguirán trabajando. Entré mayor sea el tiempo, mayor es la carga que debe procesar.

El propio uso de la batería influye en lo suyo, aquellas pilas que se encuentren con el mal de, “hinchadas”, suelen traer una mayor temperatura, debido a los gases acumulados. Igualmente, el tipo de batería, ya que ciertos modelos son mas frecuentes a la temperaturas ambientales.

Configuraciones internas también pueden influir, por ejemplo. Tener el brillo muy alto, habitado fondo animados, widgets y otras opciones visuales. Aunque son interesantes para adornar la pantalla, crea mucho peso extra para el CPU.

Un uso prologado del celular, trae inevitablemente un arranque de calor. Si tu duras hasta 3 horas sin apagarlo, sea por la razón que sea, traerá el calor.

De los mayores calentamientos, es ver toda una sección enteramente de vídeos, en donde tanto el audio como el vídeo absorbe mucho recurso, que al finalizar el día, se traducen en un aumento considerablemente para  los usuario móvil.

Aplicaciones de segundo plano, crea su granito de arena en el problema. De tanta aplicaciones descarga, se terminan acumulándose en lista de espera. Usando recursos de más, cuando no se debe.