Saltar al contenido
7 mayo, 2018 - Actualizado mayo 7, 2018 a las 16:51

¡Blup! Fue el sonido de mi móvil cayendo a la piscina, y la cara de mis amigos fue impresionante, pero cuando lo saqué y sequé como si nada, todos se preocuparon por ver la gravedad del daño, lo que no sabían es que mi equipo es del tipo, “resistente al agua”, pero, ¿Cómo funcionan realmente este tipo de teléfono celulares?

Se llama industrialmente “impermeabilización”, la mayoría de teléfonos de última generación cuentan con esta característica impresionante, que solo podíamos ver en cámaras fotográficas y de video de alta gama y de un precio sumamente costoso, productos de uso y adquisición exclusiva para canales de televisión como National Geographic o Animal Planet.

¿Realmente Funciona los móviles en el agua?

Probados antes de salir al mercado, equipos como el Galaxy S7 o el Sony Xperia XZ, resisten la lluvia, un chapuzón en el hidromasaje o en los peores casos una caída accidental en la poceta, sin presentar daño alguno en la corneta, cámara o micrófono, ¿sorprendente verdad?, ahora te explicaremos como los mejores ingenieros mejoran la forma de hacer celulares para mejorar rápidamente las ya innumerables bondades de los equipos móviles.

¿Resistencia al Agua o Solo Mejoras en la Fabricación?

Se trata de seguridad y de maximizar el uso del aparato, cada equipo y cada marca fabricante tiene características y medidas preventivas distintas para evitar reclamos infundados o demandas millonarias, todo esto basados en el Estándar Internacional IEC 60529 (Degrees of Protection). Los teléfonos tiene muchas grietas y lugares por donde podría entrar el agua o cualquier fluído de eso estamos claros, pero como evitar que ingrese algún liquido y funda los sistemas de nuestro equipo, pues son dos principios: pegamento a montones y barreras de goma o silicona, esto para las entradas o botones mas comunes pero para las entradas y salidas de aire como el micrófono o la corneta, los fabricantes usan una malla ultrafina que permite el flujo regular del agua, por ello las instrucciones o normas de seguridad especifican que no se asegura la resistencia del aparato a chorros de agua a alta presión.

Tampoco se recomienda sumergirlos por mas de 30 minutos, así como claramente indica que no se debe sumergir en agua salada, aunque ya fabricantes como Samsung optaron por materiales anticorrosivos como el níquel para evitar la oxidación. Dicho esto nos queda claro que no es probable que exista un equipo “a prueba de agua” solo se trata de ingenios para mantener el agua fuera pero nada es mas seguro que mantener tu equipo lejos de ella.