Saltar al contenido
1 febrero, 2019 - Actualizado febrero 1, 2019 a las 19:22

El crimen parece no tener límites. Los criminales que en el mundo real ven cada vez más coartadas las oportunidades que tienen para cometer delitos han migrado al mundo digital.

Según un informe reciente, tan sólo dos grupos de hackers son los responsables de aproximadamente el 60% de los robos en criptomonedas que suceden en el mundo. Se habla de cifras exorbitantes, pues los maleantes digitales han logrado hacerse con más de 1000 millones de dólares.

Robo de Mil Millones de dólares en Criptomonedas:

Este podría ser el robo más grande en Criptomonedas que se ha registrado hasta ahora.

El informe de Chainalysis

La firma de investigación ha presentado un informe en el cual evalúa los riesgos de la seguridad informática. En el mismo, ha quedado en evidencia que la mayoría de los crímenes relacionados con robos de criptomonedas que se presentaron el año del 2018 corresponden a dos grupos de piratas.

Los mismos fueron identificados por la empresa como los grupos Alpha y Beta, y son responsabilizados del robo de más de mil millones de dólares en criptoactivos en todo el mundo.

La metodología de los criminales

Los métodos de robo son variados, pero lo que es un hecho es que el grueso de todos los robos se han suscitado en casas de cambio. El dinero es sustraído de las billeteras virtuales de los organismos para empezar así todo un recorrido.

Los fondos comienzan su andar por una serie de intrincados laberintos de billeteras virtuales falsas que responden a los intereses de los criminales.

Luego de unos días, las criptomonedas dejan de moverse por lo menos por un período de 40 a 45 días en el que los delincuentes esperan que el interés por el robo ya no sea tan intenso.

El último eslabón de los criminales corresponde a la obtención de dinero real. Más de la mitad de las criptomonedas robadas son cambiadas en servicios especializados dentro de los primeros 4 meses posteriores al acto.

¿Qué se sabe de los criminales?

Chainalysis ha concluido en su informe que, aunque estos dos grupos son los principales cibercriminales en el mundo de las criptomonedas, no operan de manera similar ni guardan los mismos intereses.

El primero de estos grupos es el conocido como Alpha. Los objetivos de sus ataques no son necesariamente monetarios, y tienen como característica que en apenas 30 días suelen cambiar los criptoactivos robados. Es una organización gigantesca y muy organizada.

Por otra parte, el grupo Beta se reporta como un grupo mucho menos organizado y más pequeño. Se mueven sólo con interés monetarios y son más descuidados en su andar. Pueden pasar hasta 1 año entero sin realizar movimientos de criptoactivos.

También han trabajado juntos

Ambas organizaciones criminales, si bien mantienen intereses diferentes no se han mantenido aisladas. Se reporta que ha habido cooperación entre ambas, efectúan golpes a las finanzas de particulares de manera simultánea y coordinada.

¿Terminarán los robos?

El informe es un poco desalentador, pues se afirma que aunque se llegarán a detener a los responsables de estos grupos de hackers la actividad no decaería.

Los beneficios que pueden ser obtenidos son demasiado llamativos, razón por la que el surgimiento de otros grupos es inminente.

El reto de las empresas de ciber seguridad para el futuro es hallar una manera de impedir esta clase de robos que cada vez con más frecuencia se producirán.