La NASA encuentra agua en un meteorito

Tras llevar a cabo un heroico viaje de dos punto dos millones de kilómetros, OSIRIS-REx, una sonda espacial propiedad de la NASA ha sido capaz de llegar hasta el meteorito conocido como Bennu en los primeros días de diciembre del dos mil dieciocho.

Tras realizar contacto con el mismo, la sonda desplegó sus herramientas para poder llevar a cabo las primeras observaciones del mismo para su estudio y determinar su composición, lo que ha arrojado los resultados es sin duda sorprendente.

Parece ser que en la materia rocosa del meteorito Bennu se encuentran rastros de minerales hidratados, una característica que da a sospechar que alguna vez, el cuerpo rocoso del que este asteroide se desprendió fue abundante en agua, la plataforma online Tekcrispy comparte más detalles.

La relevancia de este hallazgo

Nasa encuentra agua en meteorito 1.
Muchos creen que el agua en un meteorito no es algo extraordinario, no obstante, se equivocan rotundamente.

Sin duda, encontrar muestras de agua en un cuerpo de roca que se encuentra a la deriva en el espacio a más de dos millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta es un hallazgo sorprendente, no obstante, La NASA esperaba toparse con este hallazgo.

La idea principal tras el desarrollo de OSIRIS-REx era ser una herramienta que ayudara a los investigadores de la NASA a alcanzar un nivel de compresión mayor sobre el sistema solar y cómo los meteoritos como este pudieron haber ayudado a distribuir moléculas de agua por el sistema solar.

Siendo así, se puede decir con toda seguridad que la misión de esta sonda está siendo un rotundo éxito, sobre este tema, Dante Lauretta, el hombre a cargo de la misión de OSIRIS-REx y profesor de cosmoquímica y ciencias planetarias ha otorgado su opinión.

Según Lauretta, decidieron dirigirse hacia este asteroide ya que se sospechaba que podrían encontrarse pistas de agua en su interior, lo que fue sumamente acertado.

Los planes de la NASA para el estudio de Bennu

Nasa encuentra agua en meteorito 2.
Este aspecto le ha dado fuerza a varias teorías del origen de la vida.

Por lo que se ha podido observar hasta el momento, Bennu posee una composición extremadamente rocosa, a tal punto que la NASA se ha sorprendido, debido a esta abundancia de material obstaculizando el estudio, por esto, el proceso de toma de muestras del mismo debe ser planificado con sumo cuidado.

La NASA ha estimado que el proceso de toma de muestras será llevado a cabo a mediados del año dos mil veinte, una vez tomadas, estas serán depositadas en una cámara de retorno y enviada de vuelta a la tierra.

La posible llegada de las muestras de Bennu está planificada para la segunda mitad del año dos mil veintitrés, de esta manera, los científicos podrán prepararse apropiadamente para llevar a cabo un estudio exhaustivo de la composición de Bennu.

Los resultados de estos estudios podrían reforzar la teoría de que los asteroides transportan las sustancias necesarias para originar la vida por el universo, así mismo, el equipo encargado de esta misión se encuentra muy satisfecho con los hallazgos.

Según la plataforma en línea de noticias Tecrispy, los integrantes del equipo han resaltado lo significativo que es encontrar muestras de agua en un asteroide a millones de kilómetros de la tierra.

4 comentarios en «La NASA encuentra agua en un meteorito»

Deja un comentario