Saltar al contenido

Es imposible negar que la tecnología ha cambiado muchos aspectos de nuestras vidas, incluida la forma en la que compramos casas, hacemos la compra o gestionamos nuestras cuentas bancarias. Y es que las nuevas tecnologías han transformado por completo un sector que sigue al alza año tras año, el sector inmobiliario.

 

Y debido a este reciente éxito, muchas son las empresas inmobiliarias que buscan simplificar el negocio e innovar utilizando todas las nuevas capacidades que ofrecen las herramientas tecnológicas. Estas empresas se conocen como ‘Proptech’, término que se refiere al sector de la industria que utiliza la tecnología para crear valor en el propio mundo inmobiliario.

 

En España ya hay alrededor de 225 compañías que funcionan de esta manera y abarcan áreas clave para la era tecnológica como son el Big Data, los Marketplaces, las casas inteligentes, etc. Sobre todo, lo que más se ha extendido en los último años, en cuanto a la manera que ahora tenemos de comprar y vender casas, es la realidad virtual. La estimación que ha hecho Goldman Sachs dice que para 2025 se invertirán 2.600 millones de dólares en todo el mundo tan sólo en la realidad virtual destinada al sector inmobilario.

 

Y es que ahora es el usuario el que toma las riendas de la situación y puede comprar, alquilar o vender un inmueble utilizando la tecnología y sacándole todo el partido, viviendo incluso la experiencia de visitar una casa sin necesidad de desplazarse hasta allí. Asimismo, este tipo de realidad virtual serviría para visitar inmuebles que todavía están en construcción, es decir, que pasamos de los planos, las fotografías y las casetas de venta, a poder visitar varios lugares en pocos minutos y sin movernos del sofá.

 

Y es que poder conocer de manera tan explícita un lugar en el que ni siquiera hemos estado, físicamente hablando, parece cosa de ‘Regreso al futuro’ pero ya no lo es. Esto permite poder cerrar acuerdos sin necesidad de establecer reuniones presenciales y, por lo tanto, el proceso es mucho más sencillo y rápido, algo que ahora parece imposible.

 

Por no hablar de que la realidad virtual y todas sus ventajas que ayudarán a que las ventas y los alquileres suban, porque los inmuebles que no se visitan tienen muchas menos posibilidades de ser comprados o alquilados. Y el hecho de que la tecnología haga este proceso tan sencillo, conseguirá animar a más personas a comprar o alquilar.

Cómo funcionarán estas nuevas propuestas 

Es ya impensable localizar una inmobiliaria que no trabaje con algún portal online para la compra/venta y alquiler de inmuebles, como es el caso de la inmobiliaria online de venta de viviendas Deplace. Y es que la optimización de los recursos tecnológicos que hay a nuestro alcance consiguen crear nuevas formas de trabajar, de diferenciarse y de conseguir más clientes.

 

En un futuro no tan lejano se podrán realizar compras de casas sólo de manera online gracias a las aplicaciones del móvil. El funcionamiento de esta compra sin salir casa no dista mucho de una compra ‘de siempre’, pero esta opción es mucho más cómoda. Lo primero es que el cliente visite la casa en venta gracias a la realidad virtual, y si le gusta puede añadirla a la ‘cesta de la compra’, como en cualquier otra transacción que se hace de forma online. Para comprar la casa, habrá que dejar una señal que se bloqueará hasta que la compra finalice, así el cliente ya tiene la seguridad de que nadie más se interesará por ese inmueble.

 

Más tarde, cuando se conozcan los plazos de pago y las condiciones de compra, el cliente ya podrá pasar a rellenar el contrato de compraventa con sus datos personales, que funcionará como un formulario. La firma electrónica encriptada es aquí la llave para asegurar que todo el proceso es legal y válido, y así la compra se hará efectiva.

 

Esta increíble nueva forma de comprar o alquilar casas cambia por completo el mercado inmobiliario, convirtiendo a Internet en una herramienta real para generar ventas, como ya lo es para otros negocios. 

Conclusiones sobre las Proptech

Estas nuevas empresas tecnológicas que parecen ser del futuro ya están surgiendo en el presente, y es que el sector inmobilario se está transformando muy rápido y está sabiendo adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes.

 

Pero si es cierto que en este mercado todavía prima la cercanía con el cliente y ese contacto vendedor-cliente más tradicional. Pero cada vez son más los usuarios que apuestan por realizar compras inmobiliarias, y otras gestiones, vía online. Por eso agencias como Deplace se van adaptando a los cambios del mercado, porque es la única forma de sobrevivir en un mundo en el que la tecnología parece estar convirtiéndose en el centro de todo. Los negocios online son el futuro, y el presente, y el que no sepa verlo está muy equivocado.

 

Y es que, ¿es realmente necesario que la proximidad con el cliente sea meramente física?