¿Quieres jugar al pádel? Todo lo que tienes que saber para elegir tu pala de pádel

Al comprar una pala de pádel, ya sea en tiendas en línea como padelot.com o físicas, es posible que te hayas planteado cómo elegir el peso de la misma. Este es uno de los aspectos más cruciales a la hora de comprar una pala. Esto es porque el peso puede influir en el rendimiento de tu juego.

Hay que tener en cuenta que el peso ideal de una raqueta de pádel no es universal, ya que éste vendrá determinado por tus capacidades físicas como jugador. En base a esto, debes determinar cuál prefieres: la ligera, que permite un mayor control, o la pesada, que ofrece más potencia. Aunque no se trata de una regla, hay ocasiones en las que circunstancias como la edad, la altura y el peso del jugador pueden influir en esta selección. Por ello, en este post te daremos algunas indicaciones y consejos que pueden ayudarte a decidir el peso de tu pala.

¿Cuál es la diferencia entre un peso alto y uno bajo?

Quizá te hayas preguntado si una raqueta más pesada o más ligera afecta a tu forma de jugar. Y, de hecho, lo hace; especialmente cuando se trata del manejo de la raqueta, este afecta tu rendimiento en la cancha.

Con una raqueta ligera, el manejo será mucho más fácil y agradable; siendo la clase de peso ideal para un jugador principiante. Los expertos en pádel, en cambio, querrán utilizar raquetas más pesadas. Se trata de una raqueta de tipo híbrido que ofrece control y mucha potencia. No obstante, si eres un principiante, no se recomienda este tipo de raqueta, ya que el movimiento será algo difícil y, con el tiempo, podría causar una lesión.

Por otro lado, muchas personas pueden estandarizar el peso de la pala en función del sexo y del peso. A continuación, se indican los rangos determinados en cada situación.

  • Para los hombres que pesan entre 50 y 70 kg, la pala debe ser de 360 y 365 gramos.
  • Para los hombres que pesan entre 70 y 80 kg, la pala debe ser de 370 a 375 gramos.
  • Para los hombres de más de 80 kg, las palas deben ser de 380 a 390 gramos.
  • Para las mujeres que pesan entre 40 y 60 kg, las palas deben ser 330 a 355 gramos.
  • Para las mujeres que pesan entre 60 y 70 kg, las palas deben ser de al menos 360 gramos.
  • Para las mujeres de más 70 kg, las palas deben ser de más de 370 gramos.

Así, en base a estos datos y teniendo en cuenta ciertas variables, podemos determinar nuestro peso óptimo de pala. Por supuesto, hay que tener en cuenta lo cómodo que te sientes con ella.

La importancia del balance

Existen palas de pádel con diferentes puntos equilibrios. Pero, ¿cuál es la distinción entre ellas? Cuando hablamos de raquetas con un balance alto, implicamos que la mayor parte del peso está en la cabeza de la raqueta. La movilidad de estas raquetas es reducida. Esto se debe a que su centro de gravedad está ahora un poco más lejos de nuestra mano. Sin embargo, podrás tener bastante potencia.

En el caso de las raquetas con un bajo balance, nos referimos al hecho de que el equilibrio está cerca del puño. En este caso, no es esencial prestar atención al peso de la raqueta. Estas palas tienen un mejor control y una sensación más ligera. Por otro lado, dependiendo de tu juego, puedes sentir que necesitas más peso, ya que también perderás potencia.

Nivel del juego

Antes de comprar una raqueta, una de las características más importantes a tener en cuenta es el nivel de juego. A medida que vayas mejorando como jugador, tus exigencias cambiarán y será necesario aumentar el peso de tu pala.

Si juegas a un nivel alto y ya estás participando en torneos, es mejor utilizar una raqueta con más peso y equilibrio. Por otro lado, los jugadores con un nivel de habilidad inferior deben emplear palas un poco más ligeras. Ya que, si la pala es demasiado pesada, podría lesionar al jugador. Aunque hay accesorios y equipos que pueden ayudarte a proteger tanto tus articulaciones, como los músculos, siempre es preferible evitar incidentes que te puedan impedir avanzar, por lo que es mejor empezar con una pala ligera.

Condición física

Ya hemos dicho que se aplican ciertos estándares de peso a las palas de pádel, en función de su peso y su sexo. Sin embargo, en algunas circunstancias, este puede no ser el caso. Si eres un atleta natural que se ejercita casi como los astronautas, puedes utilizar una pala de pádel con un peso superior al establecido. Tienes que buscar una con la que te sientas cómodo jugando.

Deja un comentario