Saltar al contenido

Se ha denominado “biohackers” al grupo de personas que se han encargado de transformar sus cuerpos mediante implantes y distintas dietas extremas, para crear nuevos sentidos humanos.

Muchos de estos dispositivos se crean mediante empresas y por su parte otras personas trabajan de manera “casera” para crear novedosos equipos que luego utilizarán.

Implantes de biohackers

Biohackers 1.
Cada vez son mas las personas que se unen a este grupo tan impresionante.

Liviu Babitz, es uno de los individuos que son considerados biohackers, a sus treinta y ocho años es el director ejecutivo de su propia empresa Cyborgnest, la cual es la encargada del diseño del implante.

En el caso de Liviu cada vez que mira hacia al norte puede sentir pequeñas vibraciones e incluso si otro individuo coloca la mano en el pecho de Liviu también puede sentir las vibraciones.

El fundador de la empresa Cyborgnest expresa que si algunos animales pueden tener el sentido de la orientación, ¿Por qué él no puede hacerlo? De esta manera desarrollo su implante.

Asimismo Liviu, ha comentado para diversos medios de comunicación que las personas que se encuentren caminando concentrados en sus teléfonos pueden saber exactamente donde se encuentran gracias a su dispositivo.

Por otra parte, el creador de este implante también señaló que este puede ser utilizado por personas ciegas, de esta manera podrían orientarse.

Liviu en su tórax cuenta con un implante electrónico el cual incluye Bluetooth y por supuesto una brújula, asimismo esta se adhiere a su piel mediante dos barras de titanio, tal y como si fuera un piercing.

Implantes de biohackers caseros

Biohackers 2.
Este grupo, son una especie de humanos modificados, y todo por sus propios métodos.

Cuando se habla de biochackers caseros se conoce a Rich Lee, un estadounidense de cuarenta años, el cual se encargaba de trabajar con madera y realizar muebles de alta calidad.

Lee ha realizado gran cantidad modificaciones externas a su cuerpo, un ejemplo de ello son los imanes que se ha implantado en sus dedos, al igual que dos chips de comunicación de campo cercano, los cuales son capaces de abrir puertas o incluso páginas web.

De igual manera Lee, cuenta con un chip en su antebrazo el cual le permite monitorear de manera constante su temperatura corporal, este dispositivo es usualmente utilizado en mascotas.

No obstante, Lee ha admitido que si llegará a cometer un error es posible que llegue a perder la vida, aun así y conociendo el peligro que representa modificar su cuerpo, continua realizando esta actividad desde su casa.

También se ha encargado de probar en el mismo el Crispr, esta es la forma más controversial e incluso radical que ha utilizado hasta el momento, ya que este dispositivo es utilizado por los científicos para poder “editar” los genomas.

Por otro lado, Lee para BBC un servicio de radio y televisión ha mostrado su pierna, en la cual se puede observar una serie de cicatrices que han sido consecuencias de distintos implantes que ha tenido que extraer a causa de inflamaciones.

Expresando que ha realizado por sí mismo, esta delicada extracción con ayuda de un alicate y sin analgésico alguno.