Saltar al contenido
23 enero, 2019 - Actualizado enero 23, 2019 a las 15:20

Si amas las redes sociales y no te da temor la popularidad, por el contrario, desearías aún más seguidores, quizá tengas que ver “You” y pensar bien antes de siquiera publicar nuevamente algo en tus redes.

You, una de las nuevas tendencias de Netflix. Estrenada tan solo a pocos días antes del comienzo del año 2019, la segunda temporada de la serie ya tiene una gran audiencia. Originalmente, su primera temporada fue televisada por Lifetime en septiembre del 2018, pero fue Netflix quien decidió continuarla.  

La serie cuenta con dos temporadas, hasta el momento. La primera temporada consta de diez capítulos, y aunque no sabemos a ciencia cierta cuantos tendrá la segunda temporada, sus fans esperan que sean más.

Se catalogó la serie como: drama criminal y thriller psicológico, gracias a su trama en el que un administrador de librería, “Joe”, se enamora de una chica que frecuentaba la tienda, “Beck” . Por lo que usa sus habilidades, para poder acercarse a la chica mediante las redes sociales, llegando incluso a matar.

¿Cómo Facebook, Instagram u otra red social puede ponerte en peligro?

 

Recuerda siempre cuidar cada uno de tus datos personales en tus redes sociales

Sabemos que Joe uso las redes sociales para acercarse a Beck, pero ¿Cómo? Pues, sacando toda la información que necesitaba de Becky haciéndose pasar por un chico ideal; además,fue diciendo con el trasncurrir del tiempo todo lo que deseaba escuchar esta chica.

Es importante aclarar que, lo que pasó con Beck, si bien fue sacado de un libro, sí puede pasar en la vida real. De hecho, es muy probable. Las redes sociales pueden llegar a ser muy destructivas, pueden llegar a ser inclusive la causa de un suicidio.

De esta forma, el trabajo que realizaban los investigadores en el pasado, lo ha suplantado Facebook, con la diferencia de que ya no se tiene que pagar, dependiendo de la seguridad que tú mismo exiges, se tendrá a disposición cierta información. En cuanto a Instagram, las fotos y ubicaciones que comparten te hacen extremadamente vulnerable.

Es entendible que todos queramos probar lo que es ser popular, de hecho esto es normal pues todo ser humano busca ser aceptado en su entorno, sin embargo, se puede volver una necesidad de obtener “likes” para mantener una falsa estabilidad emocional.

Esta necesidad puede cambiar el comportamiento normal de una persona aparentando ser alguien que realmente no es, solo para agradar a los demás, y así ganar más “likes”.

Normalmente, no se queda hasta aquí, donde se publican fotos e información privada que ya es demasiado. Además se mantienen cuentas públicas y se acepta a completos desconocidos sin ninguna clase de filtros.

Al aceptar a cualquiera, estas aceptando que cualquier persona sana o no se fije en tu información personal. Le das oportunidad a un lunático de dañarte, cosa que no sería difícil si le das todas las herramientas.

Las redes sociales hacen posible y fácil a su vez el falsificar identidades y se prestan para cometer estafas. No tener contraseñas seguras en las cuentas te hace vulnerable a ser hackeado, y con esto tu identidad puede ser robada, cosa que puede dañar tu reputación o llevarte a ser culpable de algún delito sin serlo realmente.